Es la fibromialgia una enfermedad degenerativa?


Cuando hablamos de enfermedades degenerativas nos referimos a aquellas que, siendo consideradas crónicas, tienen como rasgo característico que la persona que las padece empeora con el paso del tiempo.

Sin duda, si la estás sufriendo (no hay otra forma de llamarlo) una de las primeras cuestiones que te habrás preguntado es si te vas a curar, si el dolor y malestar persistirá o si incluso puede que con el paso de los años la cosa empeore.

Sabemos que es una enfermedad sobre la que todavía hay mucho desconocimiento en general tanto entre la gente común como incluso entre médicos y profesionales. Esperamos que la cosa cambie..

Por ese motivo y a falta de datos confiables, nos hemos basado en una entrevista concedida por un prestigioso doctor que ha tratado a más de 20.000 pacientes con fibromialgia. Se trata del Dr. Mark J.Pellegrino, de Ohio, con más de 20 años de experiencia con la enfermedad.

La pregunta concreta que ha respondido es:

Cree que la fibromialgia se vuelve peor o mejor a medida que pasan los años?

Su respuesta nos ha dejado casi con tantas dudas como empezábamos. Según su dilatada experiencia puede concluir:

• 1/3 parte de los pacientes ha mejorado con el paso del tiempo.

• 1/3 parte se ha quedado exactamente como estaba (de forma subjetiva no se puede decir que esté mejor ni que haya empeorado).

• 1/3 parte ha empeorado a medida que se hace más mayor.

Hay dos formas de tomarse este resultado. Es bueno saber que de cada 9 pacientes 6 no se pondrán peor. En cambio, viendo el vaso medio vacío también se entiende que sólo 3 de cada 9 enfermos mejorará (que no significa que se cure del todo).

Ahora tocaba preguntar, sin duda:

Qué diferencia a los que han mejorado del resto?

Principalmente una temprana detección de la enfermedad. Si se les diagnostica poco después de empezarla a padecer, y se da con un tratamiento efectivo rápido, ese paciente tiene muchas posibilidades de mejorar. Muchísimas más que las personas a las que se les ha detectado excesivamente tarde.

Y a ti, cuándo te detectaron la FM? Fue un diagnóstico difícil o rápidamente el médico supo de qué se trataba? Deja un comentario!

Como sabrás, es una enfermedad que tiene como principal problema su desconocimiento.. Si te es posible, comparte este artículo en tus redes sociales para que otros sepan acerca de la fibromialgia. La información es poder!

http://fibromialgiablog.com/la-fibromialgia-una-enfermedad-degenerativa/

Mi blog/ Mi facebook

https://convivirconfibromialgia.com/

https://convivirconfibromialgia.wordpress.com

https://www.facebook.com/marianrendo/

22 síntomas “sonrojantes” de la fibromialgia de los que no se habla.


Escrito por Paige Wyant.

Si vives con una enfermedad crónica como la fibromialgia, puede que ya estés demasiado familiarizado con los frustrantes y desagradables síntomas que puede causar. No hay motivo alguno para sentirse avergonzado por los síntomas o los efectos secundarios que padeces, pero aun así te sigue pareciendo sonrojante que la niebla mental te haga olvidar lo que estabas diciendo en mitad de una reunión importante de trabajo o que una ráfaga de dolor te haga soltar los platos que estabas recogiendo en la cocina.

Aunque puede ser difícil hablar de los síntomas más embarazosos que puede provocar la fibromialgia, ser sincero y abierto para explicar cómo te afecta es un paso adelante muy importante para concienciar a la gente sobre esta enfermedad compleja y a menudo poco comprendida. Por eso hemos pedido a la comunidad de The Mighty que comparta algunos de los síntomas “sonrojantes” que sufren a causa de la fiblomialgia, síntomas de los que no se habla mucho, pero que merecen reconocimiento y comprensión.

Aunque los síntomas de la fibromialgia (así como algunos de los efectos secundarios de los medicamentos) pueden escapar de nuestro control, sigue siendo un desafío lidiar con los efectos físicos, emocionales y cognitivos que provoca. Si sufres alguno de los siguientes síntomas, no estás solo. Estas han sido las respuestas de los lectores:

1. Niebla mental.

“La niebla mental por la fibromialgia se lleva la palma. Para mí no hay nada más bochornoso que hablar con alguien por teléfono, o con cualquier persona en general, y tener que usar palabras comodín porque me cuesta encontrar las palabras concretas que necesito para expresarme durante la conversación. Utilizo un montón de Post-its y recordatorios para prácticamente todo”. – Bee E.

“No ser capaz de procesar lo que te está diciendo alguien y parecer borde por pedirle que te repita otra vez lo que ha dicho porque a tu cerebro le parece un galimatías”. – Dani S.

“Lo peor es la niebla mental. Es humillante perder el hilo de pensamiento a mitad de frase y ser incapaz de mantener una conversación inteligente y olvidar lo que te acaban de decir. Es horrible”. – Molly S.

2. Sudoración excesiva.

“Para mí, creo que lo peor es sudar mucho sin un motivo aparente. La incapacidad de regular mi propia temperatura corporal es frustrante”. – Rachel P.

“El sudor. Al mínimo movimiento ya me acaloro y me empieza a caer el sudor por la cara. En mi trabajo tengo que moverme por todas partes y estoy siempre asada. Fuera hace un frío que pela, mis compañeras están junto a un calefactor y yo aquí pegada a un ventilador”. – Christina K.

“Soy una mujer con fibromialgia y endometriosis y a menudo sufro unos sofocos importantes. Me da vergüenza empezar a abanicarme de repente o empezar a quitarme prendas para intentar aliviar la incomodidad”. – Emily G.

3. Tener que cancelar planes.

“Lo más bochornoso para mí es tener que cancelar planes porque no me siento lo suficientemente bien para salir. Al final te acaban señalando como ‘esa persona”. – Lauren H.

“Siento vergüenza cuando tengo que cancelar planes con poca antelación. El dolor y el cansancio me superan algunos días y tengo que cancelar algo que tenía muchas ganas de hacer”. – Jan S. P.

4. Sobrecarga sensorial.

“Cuando hay mucha gente hablando al mismo tiempo o hay demasiado ruido, se me sobrecarga la mente y me estreso tanto que me entran ganas de estallar. Es muy complicado disimular cuánto me afecta”. – Annie T.

“Algo que ya no puedo hacer mucho es ver El Precio Justo. Hay demasiado ruido y gritos. Estoy llegando a un punto en el que ya no puedo verlo como hacía antes”. – Terri S.

5. Poca energía.

“A veces no tengo suficiente energía para hacer tareas cotidianas como ducharme, hacer la cena para mis hijos o incluso levantarme de la cama para hacer cosas con ellos”. – Skye L.

“Lo peor es la completa falta de energía. Entiendo que es por mi fibromialgia. Otras personas lo consideran vagueza”. – Michelle P.

“Cuando me golpea la fatiga, tengo que sentarme de inmediato, da igual dónde me encuentre”. – Lisa T.

6. Cambios de peso.

“Estoy cansada de engordar. No puedo frenarlo y me avergüenzo cuando me encuentro con gente que me conoce desde hace tiempo”. – Leah M.

7. Problemas gastrointestinales.

“Siempre me siento incómoda cuando les hablo a mis médicos de mis problemas gastrointestinales, ya sean náuseas, estreñimiento o diarrea”. – Mattie M.

“Tengo diarrea. Mis problemas estomacales me afectan constantemente en la vida. El último Día de Acción de Gracias tuve que sentarme y ver comer a los demás. Me daba demasiado miedo comer debido a mi diarrea. Nunca se acaba. A veces paso días enteros sin comer por ello”. – Melissa G.

“El síndrome del intestino irritable y todo el encanto que conlleva. Tengo que evitar determinados alimentos porque me he vuelto demasiado sensible a ellos. Ya no solo por los sonrojantes síntomas que provoca, sino también por los calambres, los dolores de cabeza y demás brotes de enfermedades que sufro cuando como un ‘mal alimento”. – Ashley A.

8. Dolor musculoesquelético.

“El dolor de espalda y de piernas. No puedo sentarme, ponerme de pie o caminar más de media hora. Cuando estoy de pie no paro de moverme y me tengo que apoyar en algo. La gente piensa que soy vaga, pero es que mis piernas no dan más de sí”. – Meena N.

“Me encanta ser una persona activa e ir a sitios como el zoo o a los parques de atracciones con amigos, pero cuando tengo que caminar mucho, me da vergüenza tener que hacer paradas todo el rato para descansar las rodillas y la cadera. A mis 23 años, la gente de mi edad llega a irritarse por mi necesidad de descansar. A veces recibo miradas de gente mayor y comentarios del estilo ‘eres demasiado joven como para tener esos dolores’. Normalmente me obligo a ir al límite, pero así solo consigo empeorar las cosas cuando me resigno y me tomo un respiro”. – Shelby C.

9. Sarpullidos/urticaria.

“Lo peor son los sarpullidos rojos que me salen en el cuello de la nada. A veces está solo en una zona, otras veces lo tengo por todo el cuerpo. Cuando se concentra en una sola zona, la gente a veces piensa que me ha salido un grano. Da un poco de vergüenza”. – Krystina K. F.

10. Problemas de equilibrio.

“Mi equilibrio ha empeorado y me he caído en ocasiones en las que tendría que haber sido capaz de arreglármelas yo sola. La vez que me caí en la cama de flores del jardín de una amiga fue la peor, ya que se quedó escandalizada (no sabe qué es lo que me pasa)”. – Lisa B.

11. Hipersensibilidad a los olores.

“Tolero mal el calor, los olores y el humo. Puedo estar ya arreglada y lista para quedar con gente y de repente aparece esa sensación incómoda, con sudores y mareos por el ‘calor’ que siente mi cuerpo. Súmale a eso los olores o el humo de la cocina, en casa o en un restaurante. Las barbacoas son mi némesis. Quiero disfrutar, pero mi cuerpo se niega y los demás me acaban viendo como una aguafiestas o una quisquillosa”. – Vee Vee Y.

12. Sensación de frío.

“Tengo frío. A todas horas. Y eso que vivo en Texas. En verano voy siempre con sudaderas y tengo que llevar una cazadora conmigo. Hace 38 grados afuera. Todo el mundo tiene puesto el aire acondicionado y yo intento mantener las manos lo suficientemente calientes para tener sensibilidad”. – Kristi R.

13. Tics y espasmos musculares.

“Tengo espasmos casi constantes, algunos de ellos enormes, y la gente se me queda mirando por no ser capaz de controlar mi propio cuerpo”. – Rhian S.

“Los pies y las piernas se me sacuden y se me contraen. Muchas veces me quejo o chillo cuando me pasa porque duele. La gente me mira y me siento tremendamente acomplejada. No lo puedo controlar”. – Elyse B.

“Los espasmos fortuitos de la espalda me dejan en mitad de la tienda incapaz de seguir andando. No me gusta ser el centro de atención y no hay ninguna forma de llamar tanto la atención como no poder moverme”. – Megan M.

“Sufro espasmos musculares aleatorios. Hace que se me caigan muchas cosas al suelo”. – Danika S.

14. Constantes “resfriados”.

“Lo peor son los constantes resfriados, toses y la boca seca que me provocan los medicamentos que me tomo. Es muy incómodo estar tosiendo y con mocos en ciertos lugares. Cuando mi hermana dio a luz a su hija, la sostuve y algunas personas pensaron que estaba cogiendo a un recién nacido estando enfermo. Y lo siento, pero no, son los medicamentos, que me hacen parecer enfermo”. – Garnet D.

15. Hipersensibilidad al tacto.

“Cuando alguien va a tocarme, siempre me aparto porque sé que me va a doler”. – Amanda P.

“Tengo que pedirle a la gente que no me abrace al despedirse o al saludarme porque me duele mucho”. – Audrey M.

16. Debilidad muscular.

“La pérdida de fuerza y movilidad en la mano me ha hecho dejar caer muchas jarras. Si me pasa cuando estoy haciendo la compra me quedo ahí en medio llorando de frustración, ya sea por no haber podido abrir una lata o una botella”. – Ann W.

“Cuando sufro un episodio los músculos se me agarrotan y debilitan. Empiezo a andar raro y es muy difícil abrir puertas, inclinarme… La gente se preocupa y me pregunta si me pasa algo, ya que el día anterior o una hora antes me veía bien. Les resulta chocante y es casi imposible explicárselo. Y entonces, un día, una semana o el tiempo que sea después, ya parece que estoy bien”. – Katrina R.

17. Dificultades para hablar.

“Me cuesta hablar. Olvido palabras, me atasco, utilizo palabras que no tienen sentido. Lo peor de todo es que trabajo con niños y a veces los padres se me quedan mirando y me siento tonta por no ser capaz de transmitir mis pensamientos de forma fluida. Escribir esto me ha llevado 15 minutos porque he tenido que revisar y reescribir algunas palabras que estaban muy mal escritas o que no tenían sentido”. – Marissa E.

“Mezclo palabras y me salen cosas muy raras. La gente me mira raro porque a veces digo muchas tonterías. La niebla mental es lo peor. Una vez estuve diciendo todo el rato patatas cuando en realidad quería decir donuts. Fue humillante”. – Eloise T.

“La niebla mental, cuando no recuerdo las palabras. Puedo estar mirando directamente algo y no ser capaz de decir cómo se llama. Lo tengo todo el rato en la punta de la lengua, pero las palabras no salen”. – Paula D.

18. Incontinencia.

“La incontinencia es superbochornosa. Tengo que llevar puesto siempre un protegeslip y, por si fuera poco, también tengo calambres de vejiga. Así porque sí, sufro calambres de vejiga y me tengo que ir al baño de inmediato”. – Morgan V.

“Puedo hacer pis cada 15 minutos. Antes pensaba que era cosa mía, no tenía ni idea de que era por la fibromialgia. Los viajes por carretera son una mierda”. – Shelby L. S.

19. Emociones más intensas.

“Cuando los dolores que sufro son muy intensos, me enfado con el dolor, conmigo y con los demás. Intento avisar a la gente con la que trabajo cuando tengo un mal día para que sepan que si me ven llorando o irritada no es por ellos”. – Trish G.

20. Gases.

“Gases. Con eso lo digo todo”. – Cindy J.

21. Reacciones al dolor repentino.

“El síntoma que más vergüenza me da son los dolores repentinos, que me hacen poner caras y dejar lo que esté haciendo en ese momento, ya esté en el trabajo o con la familia. Cuando me pasa, todos se dan cuenta y me preguntan si estoy bien, porque me ven ‘en forma’ o ‘sana”. – Katherine L.

“Los dolores repentinos a veces son debilitantes. Puedo estar teniendo un día perfecto y de repente aparece de la nada un dolor agudo que me hace poner muecas o incluso llorar de dolor”. – DeAnna A. C.

“Lo peor es cuando el cuerpo se me bloquea de repente o cuando no soy capaz de levantarme del sofá sin soltar un gruñido lamentable. Muchas veces me pregunto si la gente se da cuenta del esfuerzo que me cuesta hacer este tipo de cosas”. – Terri S. A.

22. Agotamiento.

“No puedo hacer nada durante mucho tiempo; si lo hago, acabo tan cansada que casi me duele mantener los ojos abiertos. He tenido que solicitar una reducción de jornada en el trabajo y apenas puedo sacarlo adelante. Tengo que dormir a lo largo del día”. – Kirsten M. R.

“Lo peor es el cansancio y el aislamiento. La fibromialgia me hace estar tremendamente agotada y, a su vez, esto me hace aislarme porque me avergüenza no poder hacer cosas como quedar con mis amigos y con la familia para cenar después de haber estado todo el día trabajando”. – Koroleva V.

Este post fue publicado en The Mighty, apareció posteriormente en el ‘HuffPost’ Estados Unidos y ha sido traducido del inglés por Daniel Templeman Sauco.

https://www.huffingtonpost.es/

https://fibromialgiamelilla.wordpress.com/2018/07/03/22-sintomas-sonrojantes-de-la-fibromialgia-de-los-que-no-se-habla/

Mi blog/ Mi facebook

https://convivirconfibromialgia.com/

https://convivirconfibromialgia.wordpress.com

https://www.facebook.com/marianrendo/

ENTRADAS DEL CONCIERTO NUMERADAS


CONCIERTO BENÉFICO

Egun on a todas/os, comunicaros que este año, por error a la hora de poner las entradas del concierto a la venta, estas serán numeradas. Nos es imposible cambiarlo ya que se han vendido algunas entradas.

Vamos ahora con más motivo no podéis dejarlo para última hora, el enlace funciona muy bien (https://tickets.kutxabank.es/ES/description/?id=20391&site=170).

También tenéis entradas a la venta en la Sala BBK en taquilla en horario de 12,30 a 13,30 y 17,00 a 20,30 sábados incluidos y cajeros Kutxabank.

Importante: Todos/as aquellos/as que vayáis en silla de ruedas deberéis  comprar las entradas exclusivamente en las taquillas de la Sala.

[cid:5c7b643b9f3b42a2b3afe5bcfaaed010@Open-Xchange]

En cumplimiento de lo establecido en el Reglamento General de Protección de Datos de la Unión Europea, les facilitamos la siguiente información básica sobre protección de datos: Responsable: AVAFAS, Asociación Vasca de Fibromialgia, Síndrome de Fatiga crónica y Sensibilidad Química Múltiple. Finalidad: Funciones asociativas, en cumplimiento de los Estatutos y de los acuerdos adoptados por los órganos de la entidad. Legitimación: El consentimiento del interesado. Destinatarios: No se cederán datos a terceros salvo obligación legal. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en la sede social de la entidad. Este mensaje va dirigido, de manera exclusiva, a su destinatario y contiene información confidencial cuya divulgación no está permitida por la ley. En caso de haber recibido este mensaje por error, le rogamos que, de forma inmediata, nos lo comunique mediante correo electrónico y proceda a su eliminación, así como a la de cualquier documento adjunto al mismo.

4 COSAS DEL DÍA A DÍA DIFÍCILES DE HACER CON FIBROMIALGIA Y SÍNDROME DE FATIGA CRÓNICA.


By admin  On August 10, 2017 In fibro Leave a comment 

Seguramente si tienes unos años con fibromialgia ni te darás cuenta ya de tus dificultades del día a día, cosa que sí es observada con preocupación y angustia en quienes se inician con la enfermedad. De pronto tendrás contracturas en los brazos mientras te secas el cabello, y por ende dolor y no detectas el porqué. La ropa es todo un caso en la mayoría de los días para muchas. En mi caso personal, cada vez que puedo suelto el botón del pantalón y disimulo, y definitivamente todo me molesta, zapatos, medias, ….todo. Llegar a casa y ponerse ropa holgada es todo un placer, verdad?

Hablar largamente por teléfono??? ya me olvidé casi como es. Más bien me irrita, no se como ponerme y no veo el momento de colgar.

En cuanto a manejar….somos peligros@s al volante, más en días de fibroniebla. En USA aconsejan a las personas con fibromialgia que eviten manejar. Nos distraemos fácilmente y podríamos chocar.

Pero además, se dan casos de quedarnos dormidas (mucho más quienes sufren Síndrome de Fatiga Crónica) . Y sé de varios casos.

Y ni hablar de los casos de fibros manejando tranquilamente y de pronto sentirse totalmente perdidas (desorientación espacial), aún yendo por caminos rutinarios, fibros de toda edad, inclusive muy jóvenes. No saber donde están ni a donde van por varios minutos.

Deben parar su vehículo, se echan a llorar y luego entran en un ataque de pánico. También ocurre caminando. Tan igual como ocurre al 25pct de personas de edad avanzada que ya inician problemas cognitivos.

A la fibromialgia la destacan por el dolor, fatiga, depresión, ansiedad, insomnio, migrañas y un sin número de etcéteras. Y nos medican por todo eso. Pero qué hay de los problemas cognitivos de lo que el médico no habla? Qué hay de jóvenes fibros que dejan sus estudios o pierden sus trabajos por falta de concentración, distracción marcada y otros temas afines, y que además de la fibromialgia deben superar su frustación?

La fibromialgia y el síndrome de fatiga crónica pueden afectar cada aspecto de su vida, hasta las tareas más comunes de la vida diaria. A veces, usted puede sorprenderse por la dificultad del “ordinario” de las cosas.

A través de hablar con un montón de gente con estas enfermedades, he identificado 4 cosas cotidianas que con frecuencia llegan a ser difíciles para nosotros debido a nuestros muchos síntomas. Mucha gente piensa que son los únicos que tienen este tipo de problemas, pero definitivamente no estamos solos!

EL ARREGLO PERSONAL

Es una cosa básica – se levanta, ducha, se arregla su cabello, y hacersepresentable antes de salir al mundo. , ¿No? Para nosotros, no es tan sencillo.

LA DUCHA:

Que a su vez puede conducir a más síntomas ) el agua caliente puede causar mareos y activar su sensibilidad a la temperatura del rocío del agua, para muchos de nosotros, es doloroso a la piel a cualquier temperatura, gracias a un síntoma llamado alodinia (dolor producido por lo general estímulos no dolorosos). permanente de ese tiempo y el uso de los brazos para frotar vigorosamente el cabello y el cuerpo pueden llevar los músculos a estar cansados y doloridos. Muchos de nosotros opta por los baños de tina , que eliminan muchos de los problemas.

Luego está el estilo de su cabello. Sosteniendo los brazos hacia arriba para cepillar, un golpe seco y plano de hierro es duro en los brazos. Por la sensibilidad al calor , herramientas de diseño puede hacer que te sientas como si te estuvieses cocinando, especialmente después de una ducha de agua caliente. En algunos de nosotros, también pueden provocar sudoración excesiva, que puede deshacer todo el trabajo duro sólo unos minutos después que haya terminado. Se puede hacer un problema del maquillaje también.

LA ROPA:

Pretinas. Correas del sujetador. Elástico en los calcetines. Telas ásperas. Etiquetas. Estas son todas las cosas que pueden causar mucho dolor a causa de la alodinia. Muchos de nosotros tenemos que adaptar nuestra forma de vestir para evitar este síntoma, o para hacer al menos un problema menor.

La Sensibilidad a la temperatura puede jugar un papel muy importante aquí, también. Lo que empieza como un suéter calentito en un día frío puede convertirse en una molestia sofocante si el calentador está demasiado alto. Una brisa fresca con rapidez puede hacer que lamentes un par de pantalones cortos y una camisa de algodón ligero. Para aquellos con una sensibilidad fría y caliente, decidir qué ponerse, crea sufrimiento y las consecuencias de la decisión equivocada, puede ser muy desagradable que sea preventivo o de sobrecalentamiento, o alternar entre los dos.

EL HABLAR POR TELÉFONO

Normalmente no pensamos en una conversación como una actividad mental intensa, pero cuando se tiene la disfunción cognitiva (el cerebro de niebla o neblina de fibro), puede convertirse en uno.

Para toda interacción social, se necesita energía, y cuando usted no está cara a cara, se necesita aún más.

Una gran parte de la comunicación es el lenguaje corporal, y se pierde que cuando estás en el teléfono. Eso significa que usted tiene que centrarse más. Para la mayoría de la gente, no es perceptible. Para nosotros, sin embargo, sin duda puede ser. Nuestros cerebros con niebla no pueden estar a la altura a veces.

Además, cuando estás en el teléfono, es posible que se distraiga con las cosas en su entorno que la otra persona no es consciente.

Muchos de nosotros tenemos problemas de multi-tarea, por lo que su cerebro se refiere básicamente a bloquear lo que la otra persona está diciendo, su atención está en otra cosa. Entonces usted se encuentra confundido en cuanto a dónde ha ido la conversación, lo cual puede ser frustrante y embarazoso.

Muchos de nosotros tenemos problemas con el lenguaje, especialmente cuando se trata de encontrar la palabra correcta de las cosas. Una vez más, es frustrante y vergonzoso, y si sabes que estás teniendo un mal día, la comunicación que puede ser fácil hacer hincapié sobre el problema y empeorar las cosas, o al menos que la conversación sea desagradable para usted.

Y luego está el aspecto físico. El uso del teléfono por mucho tiempo puede cansar el brazo o el cuello si lo estás apretando entre la mandíbula y el hombro.

EL CONDUCIR

La niebla del cerebro (fibroniebla) puede ser un problema importante cuando se está al volante. Algunos de nosotros periódicamente olvidamos a dónde vamos y/o cómo llegar allí. Peor aún, es posible desorientarse y no saber dónde estamos.

Da miedo cuando esto sucede y puede conducir a un ataque de ansiedad, lo que hace la situación aún peor y puede aumentar los síntomas de otros.

Algunos de nosotros también tenemos dificultad para prestar atención a la infinidad de cosas que necesitamos durante la conducción. Puede que no seamos capaces de procesar toda la información necesaria para estar seguro en la carretera.

Una pequeña fracción de las personas con estas enfermedades se detiene completamente por completo. Algunos pueden tener que limitar su forma de conducir a lugares conocidos, mientras que otros son más bien parte del tiempo, pero optan por no conducir en días especialmente malos. Es una decisión personal, pero que tenemos que ser conscientes de protegernos a nosotros mismos y a los demás.

Para evaluar su capacidad de conducción, puede ayudarse a obtener el aporte de amigos y familiares que han viajado con usted, ya que pueden haber notado cosas sobre el manejo.

CONOZCA SU CUERPO Y ADAPTACIÓN

La realidad de tener una enfermedad crónica es que puede que tenga que hacer algunos cambios en su vida diaria. Al identificar las cosas que son difíciles para usted, puede modificar o eliminarlos para que ocupen menos de un peaje y dejar más energía para las cosas que son una prioridad más alta.

Una clave para la adaptación adecuada es prestar mucha atención a su cuerpo y los patrones de su enfermedad (es) y tomar una mirada honesta a su estilo de vida.

FIBROMIALGIA Y DOLOR DE LA CADERA FLEXOR


By admin  On September 4, 2018 In Fibromialgia. Spanish

No es raro tener problemas de flexor de la cadera o dolor en esta área cuando se vive con fibromialgia. Las caderas, los flexores de la cadera y la parte inferior de la espalda se correlacionan con áreas de dolor de la fibromialgia debido a que mantienen áreas alrededor de la parte inferior de la espalda, muchas otras áreas del punto de activación y otras afecciones que afectan a las áreas circundantes.

los músculos flexores de la cadera permiten que las caderas se muevan con flexibilidad.  Están comprometidos con estos músculos cada vez que mueven las piernas, lo que significa que las caderas están involucradas en la mayoría de los movimientos que se realizan durante el día normal.

Una persona sana no puede darse cuenta de la frecuencia con que usan los flexores de la cadera, pero todos aquellos que viven con fibromialgia que experimentan dolor en los flexores de la cadera lo sabrán con mayor regularidad.

Personalmente, me he ocupado del dolor de los flexores de la cadera y luego he reforzado estas áreas durante el desarrollo de ejercicios fibrosos adicionales seguros después de la histerectomía completa hace tres años. Si, lo entiendo Hablaré más sobre esto más adelante en la parte inferior de este artículo.

Si bien hay algunas lesiones y condiciones médicas conocidas que pueden causar dolor en los flexores de la cadera, puede ser difícil identificar una causa directa de este dolor para alguien con fibromialgia, a excepción de las muchas actividades diarias a las que me refiero a menudo.

Podemos considerar el dolor como otro síntoma de la afección diagnosticada o tomar más tiempo para determinar una causa exacta del dolor. En cualquier caso, el dolor de los flexores de la cadera y la fibromialgia se presentan, si no se trata de manera eficiente y rápida, a menudo es debilitante.

Comprender la  hibridomialgia y el dolor del flexor de la cadera

El dolor flexor de la cadera a menudo se denomina tendinosis flexora. El dolor por esta afección generalmente proviene de uno o ambos de los siguientes músculos: Illicacus y Psoas. Estos músculos a menudo se juntan como una unidad, conocida como el iliopsoas.

Del psoas es responsable de una gran cantidad de dolores en la espalda y las piernas debido a que las posiciones de sentado que la mayoría de la gente mantiene todo el día hacen que el músculo se acorte durante un largo período de tiempo. Cuando te levantas y empiezas a moverte de nuevo, ese músculo no quiere estirarse y funcionar correctamente.

Para aquellos que sufren de fibromialgia, el dolor puede provenir de otros músculos que ayudan a las caderas a moverse. Esto incluye los cuádriceps, incluso si esos músculos son más bajos que la cadera de los músculos flexores.

Si bien la tendinosis de los flexores causada por una herida o un problema no relacionado con la fibromialgia puede centrarse en un área muscular o de la cadera en particular, los pacientes con fibromialgia pueden experimentar dolor que se propaga a través de esta región del cuerpo. La causa del dolor a menudo es inexplicable, como ocurre típicamente con el dolor de la fibromialgia.

Tratamiento de  fibromialgia y dolor de flexores de cadera

Una forma fácil de evitar la fibromialgia y el dolor de los flexores de la cadera es evitar sentarse en una posición durante un largo período de tiempo. Levántese y muévase periódicamente para que los músculos no tengan tiempo para colocarse en una posición.

A menudo siento que recomiendo el ejercicio seguro y efectivo y la importancia de participar en cierto nivel de ejercicio para mantener el cuerpo fuerte y flexible, y esta es otra recomendación para el dolor de los flexores de la cadera.

Cuanto más aprenda cómo moverse y cómo importan los ángulos y la compensación, más fácil será prevenir algunas causas de dolor muscular. Puede seguirme en la página de  personas de Fibro Fit  para conocer más formas de trabajar de manera segura y suave estas áreas más vulnerables. En la sección de videos verás ejercicios como mis ejercicios de lado a lado que te ayudarán a trabajar suavemente en tus caderas y espalda, piriforme y más.

También trabajo con mujeres después de la histerectomía y otras cirugías abdominales para fortalecer suavemente estas áreas vulnerables. He estado allí, y sí, es posible sentirse fuerte después de una histerectomía y vivir con la complejidad de la fibromialgia y las convulsiones.

El tramo que estoy realizando aquí es ideal para hacer en cualquier momento, especialmente después de estar sentado. Levantamos una pierna hasta la rodilla (sin zapatos) colocando el pie suavemente en la parte interior de la rodilla o más abajo si es necesario (Esto afloja las caderas), luego tiramos del brazo por el mismo lado y sentimos la luz que sale de las caderas a través de los oblicuos.

Si pasa gran parte de su día sentado en un escritorio, invierta en una silla de oficina que sea altamente ajustable. Coloque la silla más alta, permitiendo que las caderas descansen sobre las rodillas. Esta posición es más saludable para los flexores de su cadera y puede eliminar el dolor causado por la reducción de esos músculos en la posición típica de la silla de oficina. Incluso puede considerar un escritorio de pie que le permita levantar fácilmente su espacio de trabajo.

Comencé a usar un pie de escritorio el año pasado y, de hecho, creo que es muy útil hacer más condiciones en mi escritorio ahora que estoy sentado. (Nota: algunos, un escritorio fijo puede ser difícil de subir y bajar en los hombros, por lo que es posible que necesite un escritorio que use un control eléctrico para mover posiciones)

El entrenamiento de fuerza normal y los estiramientos muy suaves (realizados de forma segura) pueden ayudar a mantener esos músculos fuertes y flexibles. De nuevo, asegúrese de evitar sentarse excesivamente o esto puede sabotear los esfuerzos para incorporar el ejercicio real.

Gracias !! Lisa.

https://healthizfitness.com/

Mi blog/ Mi facebook

https://convivirconfibromialgia.com/

https://convivirconfibromialgia.wordpress.com

https://www.facebook.com/marianrendo/

Fibromialgia, la enfermedad de los sueños perdidos.


By admin  On August 29, 2018 In Fibromyalgia Leave a comment 

Fibromialgia, la enfermedad de los sueños perdidos…………..

Un joven dice en un video: “Yo no me suicidé, me mató la fibromialgia”. ¿A qué grado de desespero puede llevar una enfermedad para que ello suceda?

¡Me impactó sobremanera!, el video encontrado en las redes sociales cuando preparaba una conferencia con el tema y título que encabezan esta columna. Un joven español, graba un video en que dice “Yo no me suicidé, me mató la fibromialgia”. ¿A qué grado de desespero puede llevar una enfermedad para que ello suceda? Apenas si alcanzo a imaginarlo. Quien no está en sus zapatos, está lejos de comprenderlo –como tantas cosas en la vida sobre las que opinamos y enjuiciamos, sin haberlas vivido o experimentado-. Lo que si sé, es lo que viví como médico, enfrentado a diario con personas con esta situación. También sé, lo que lograron mis pacientes, aquellos que dieron un salto cuántico en el enfoque de su situación y aceptaron el reto de la vida para cambiar su rumbo. Ellos mejoraron.

Tan compleja es la fibromialgia, que algunos médicos han sugerido que ni siquiera es una enfermedad. Realmente es un complejo sindromático que compromete múltiples órganos, sistemas y funciones del ser humano.

Trastorno de sueño; depresión, ansiedad u otros síntomas psicológicos; compromiso intestinal; cansancio crónico; fallas en atención, memoria; compromiso urinario; hormigueo en extremidades; dolor de cabeza; finalmente lo que origina su nombre, dolor muscular generalizado, con frecuencia incapacitante.

Tan compleja es la fibromialgia que algunos médicos han sugerido que ni siquiera es una enfermedad.

Su sindromático compromete múltiples órganos, sistemas y funciones.

El peregrinaje por diferentes médicos, especialidades, instituciones, sin curar, llevan más a decepción, frustración y rabia, que en otras enfermedades. La esperanza se va desvaneciendo a ritmo lento lo que lo hace más doloroso y frustrante. (Hablo no solo de la medicina alopática, sino también de la llamada alternativa). Claro, innegable, también existen las personas que alivian sus síntomas, aquellos de curación espontánea también los hemos visto.

Lo que he observado es que la persona que hace consciencia de su vida, de lo que está mal, de lo insatisfactorio y toma la decisión de hacer cambios profundos en su estilo de vida, mejora. Sobre todo quien recupera aquello que le apasiona, aquello que siempre ha querido Ser y hacer. Quien toma en sus manos las riendas de su vida y decide por su propio bien y no solo el de los demás. Decide por el amor a si mismo. Se retira de lo que siente que le es dañino y selecciona solo lo que le da bienestar. Mejora. –No, no es fácil dejar un empleo con toda la seguridad económica que brinda, pero en el que trabajamos forzados, con displacer, a regañadientes- Y lo mismo podría decirse de pareja, amistades, hábitos, adicciones y muchos más.

He observado sin lugar a duda, que retomar el camino de los sueños largamente aplazados, es factor curativo. Coraje y valentía se requieren para hacerlo, más si están ocultos debajo de todo el malestar que produce la fibromialgia. No, no es una panacea, otros luchan por ello y los dolores continúan en mayor o menor grado.

http://medprecautions.xyz/fibromialgia-la-enfermedad-de-los-suenos-perdidos/

Mi blog/ Mi facebook

https://convivirconfibromialgia.com/

https://convivirconfibromialgia.wordpress.com

https://www.facebook.com/marianrendo/