Todos en apoyo a niños con Diabetes tipo 0


Desde mi blog #convivirconfibromialgia @marianrendo

Quiero hacer un llamamiento para este evento.

Niños con DIABETES 0

Ayuda solidaria para investigación, acude, cuéntaselo a tus amigos, entre todos podemos ayudar a estos niños.

Mi blog/ Mi facebook

https://convivirconfibromialgia.com/

https://convivirconfibromialgia.wordpress.com

https://www.facebook.com/marianrendo/

La soledad de la fibromialgia


By admin  On August 25, 2018 In Fibromialgia. Spanish

Existe soledad , es la “soledad de la fibromialgia”, esa soledad que sufren todos los enfermos que la padecen, la soledad de vivir en silencio sus síntomas por miedo a ser cuestionados, a dudar continuamente de su estabilidad psicológica y acabarse preguntándose una vez más …… ¿realmente será asi,,…. y seré yo el causante de todos mis males?

Cuestiones que en nuestra soledad quisiéramos que realmente fueran así y ante tanta zozobra y visicitud que nos toca vivir poder coger el timón de nuestra enfermedad para poder dejarla atrás.

Estas son las dudas de nuestra soledad ¿hacia donde voy? ¿que hago? ¿quien me ayuda? o mejor ¿A quién pido ayuda?

La soledad de la fibromialgia se encuentra en cada sonrisa que forzamos por miedo a decir que nos encontramos mal, por miedo a reproches, a afirmaciones del tipo “debes tomar menos medicamentos y salir más”, ¿No fuiste al médico y te puso en tratamiento? “tantas pastillas es lo que han hecho, te has acostumbrado a ellas”, “no puede ser posible que no te haga efecto”.

La soledad de la fibromialgia la vivimos cada vez que estamos en compañia con nuestros seres queridos y mientras el dolor nos atenaza luchamos por no ser el centro de atención y conseguir que acabe la jornada para poder quedarnos a solas con nosotros mismos y dejar que el dolor fluya en lagrimas de desesperación.

La soledad de la fibromialgia la sentimos cuando nos dirijimos a la consulta del médico, del especialista o lo que nos toque por turno, en ese camino nuestra mente haga que el paisaje por el que transcurrimos desaparezca y se convierta en uno de dudas y miedos a afrontar un nuevo sintoma que permanecerá en nuestro cuerpo y al que tendremos que acostumbrarnos “una vez más”.

La soledad de la fibromialgia es la lucha del día a día que afrontamos los que padecemos esta enfermedad, que se diluye por las incapacidades que sufrimos y que nuestro entorno no acepta que sea una incapacidad sino que convierte en un “puedes pero no quieres”.

La soledad de la fibromialgia son las múltiples conversaciones de quien quiere saber sobre nuestra enfermedad y sentencia la conversación con “el dolor está en nuestra mente”.

Esta soledad que vivimos se vuelve extremadamente dolorosa cuando notas que quién está a tu lado habla desde el “prejuicio” o desde su propia experiencia y no admite que el mundo sea algo más allá que su propia experiencia.

La soledad de la fibromialgia es una soledad que vamos rozando poco a poco, de la que se huye al principio (porque no hay miedo más voraz que no sentirse querido y el cariño hace necesario la compañia), y luchas por adaptarte a tu medio, a tu entorno, a tus cirscunstancias, luchas mediante la palabra, los actos, superar todas las situaciones, pero la enfermedad se va comiendo todos tus recursos y llegan los fallos y por tanto los reproches.

Entonces es cuando la huida de la soledad se convierte en necesidad, necesidad de no estar continuamente justificando tu comportamiento, necesidad de manejar tus fuerzas en cosas que consideras prioritarias. Porque lo que si te enseña la enfermedad es a priorizar tus objetivos y administrar tus fuerzas.

La soledad de la fibromialgia se convierte en una necesidad para el enfermo, es cuando se dejan de escuchar preguntas que no van a ser oidas las contestaciónes, es cuando la duda se convierte en un camino que emprendes con tus objetivos y tus perspectivas de futuro.

La soledad de la fibromialgia es el camino que recorren muchos enfermos con su verdad en secreto y que con sus limitaciones luchan por seguir con sus sueños.

https://healthizfitness.com/

Mi blog

https://convivirconfibromialgia.com/

https://convivirconfibromialgia.wordpress.com

https://www.facebook.com/marianrendo/

Mi Blog y yo


Sígueme, espero serte útil, comparte tu historia, junt@s llegaremos más lejos.

Mi historia tu historia, lo qué cuentan los expertos.

Todo lo qué debemos saber, ponerle nombre a cada síntoma, cada situación, saber qué no estamos solos.

#fibromialgia #fatigacronica #dolor #insomnio #colomirritable #vejigairritable #dolorbucal #sindromedesjogrem #nieblafibro #depresion #todosobrefibromial #asociaciones #medicosespecializados #unidadesdeldolor y un largo etc.

https://convivirconfibromialgia.wordpress.com
https://convivirconfibromialgia.com/

BIKRAN YOGA ASOCIADO A PERSONAS CON FIBROMIALGIA.


El Bikram Yoga ayuda a disminuir los síntomas de la fibromialgia

La prevalencia de la fibromialgia, en España, es de un 2,4 %, siendo más frecuente en las zonas rurales que en las urbanas, cuya manifestación clínica aparece entre los 40 y 50 años y es más común en mujeres.

La fibromialgia es una enfermedad que se caracteriza por el dolor

musculoesquelético generalizado y sensación dolorosa a la presión en unos

puntos específicos (puntos dolorosos).

Habitualmente se relaciona con una gran variedad de síntomas, entre los que destacan la fatiga persistente, el sueño no reparador, la rigidez generalizada y los síntomas ansioso–depresivos.

Según un estudio realizado en 2008, la prevalencia de la fibromialgia, en España, es de un 2,4 %, siendo más frecuente en las zonas rurales que en las urbanas, cuya manifestación clínica aparece entre los 40 y 50 años y es más común en mujeres.

Sin embargo, ”existen prácticas deportivas, como el Bikram Yoga, que ayudan a reducir los síntomas de la enfermedad; molestias articulares, dolores musculares, o malestar en general”, afirma Jonathan Martín, director de Bikram Yoga Spain. Y es que, algunas investigaciones muestran que un gran número de personas con fibromialgia prefieren el uso de terapias complementarias como el yoga.

En este sentido, un estudio piloto de una Universidad de Oregón, liderado por el doctor Carson tuvo como objetivo evaluar los efectos de una intervención de yoga sobre los síntomas de la fibromialgia. Una muestra de 53 mujeres con fibromialgia fueron asignadas al azar a un programa de 8 semanas de yoga (poses suaves, meditación, ejercicios de respiración, instrucciones de afrontamiento de yoga, discusiones de grupo) o a un listado de precauciones estándar.

Después del tratamiento, las mujeres asignadas al programa de yoga mostraron mejorías significativamente mayores en cuanto a los síntomas de la fibromialgia y el funcionamiento, incluyendo el dolor, la fatiga y el estado de ánimo.

Por tanto, practicar este tipo de yoga repercute positivamente en el dolor percibido, en el estado físico y en el estado de ánimo de los pacientes. ”El Bikram me quita la mayoría de los dolores físicos causados por la fibromialgia. El calor combinado con estiramientos es ideal para sanar mi cuerpo. Además, estoy convencida de que también me ha ayudado a soltar emociones tóxicas y traumas”, señala Briseyda Zárate, alumna del centro Bikram Yoga Spain Sevilla.

Añade, además, que ”las posturas que más favorecen a la mejoría de esta enfermedad son posturas como el camello (en el que se estira todo el cuerpo y se expande el pecho al echar atrás brazos y hombros), la media tortuga (estira la parte baja de los pulmones, incrementa la capacidad pulmonar, alivia el estrés y la migraña) o el arco de pie (sostenido solo por un pie, con un tobillo sujeto por una mano y la otra extendía hacia el frente).

https://www.consalud.es/estetic/bienestar/el-bikram-yoga-ayuda-a-disminuir-los-sintomas-de-la-fibromialgia_52145_102.html

Testimonio: “No me ganarás nunca, síndrome de fatiga crónica”


Fibromialgiamelilla Asociación de Fibromialgia, Síndrome de Fatiga Crónica y Sensibilidad Química Múltiple de Melilla (España)

Una disertación destapa el alto índice de tendencia en el suicidio, la depresión y la desesperanza de los pacientes con síndrome de fatiga crónica. Clara Valverde es paciente y preside sobre la Liga de Enfermos. Casi incapaz de moverse. Foto Joan Cortadellas

No me ganarás, Síndrome de Fatiga Crónica (encefaliomelis miálgica).

Sí, me has destrozado. He tenido que abandonar todas mis pasiones, rutinas, empezando por mi profesión, la docencia en un instituto. Pero… no has elegido bien del todo. Creo que en otro cuerpo podrías haber sido más dañina todavía si cabe, a nivel psicológico, y que, por tanto, has fracasado en ese cometido. Dado que tenemos que convivir, y que has venido a casa para quedarte, te estoy conociendo a fondo, estudiándote hasta en lo más mínimo, para no provocar tus brotes de desaforada agresividad que tanto perjudican a mi físico. Aunque, recuerda, ¡¡¡solo tienes mi cuerpo!!!

Sé bastante de ti, y nada de lo que sé lo aprendí gracias a los libros, ni a la ciencia, ni a los doctores, ni a internet, ni a ninguna otra cosa. Nunca, nunca, he buscado información tuya, porque solo el propio paciente, dada la gran variedad de variantes que muestran estas enfermedades  llamadas de sensibilidad central, y del gran desconocimiento que sobre ellas hay a todos los niveles, puede conocerte a partir de los años de convivencia.

La propia experiencia contigo, a lo largo de los años (ocho ya), es el aprendizaje más productivo que he podido tener. He estado siempre muy atento a las reacciones que provocaba en ti mi cotidianidad desde el día que me convencí y me dije: “Miguel, duro con esto y tira pa’lante porque nadie sabe nada y no va a haber hospital ni persona que te vaya a curar. Como mucho encontrarás quien empatice contigo”.Y así ha sido. Así que, a partir de tus respuestas, he ido acomodando mi vida.

Los inicios fueron desconcertantes, porque como no sabía nada de ti, me dabas unos palos imprevistos y desesperantes, muy desesperantes, hasta extremos infinitos, en lo físico y en lo moral. Me apartaste de muchos de mis entretenimientos favoritos. Renuncié a cosas que me acompañaron siempre, la lectura, jugar a tenis, tocar el piano, rutas en bicicleta, conciertos de rock… Posteriormente ha habido otras renuncias, como conducir, salir a ningún sitio más allá de al médico… Pero no, no has doblegado mi voluntad de seguir, de afrontar, de adaptarme a ti.

Ahora te obcecas en retenerme en la cama unas 20 horas cada día. Pero sigues sin tener el control de mi mente. Las fiebres, las disneas horribles, los mareos, los temblores, los vómitos frecuentes, las disfunciones continuas a muchos niveles en mi cuerpo, los dolores… Sí, me has arruinado la vida. Me has apartado de las grandes ilusiones. Pero ahora tengo pequeñitas, y las valoro como grandes.

¿Qué te agradezco? Ahora valoro la cotidianidad que disfrutaba antaño y que, paradójicamente, en su momento no disfruté. La disfruto ahora desde el recuerdo. Pero sobretodo te agradezco haberme dotado de una paciencia de la que carecía, de apartarme (aunque nunca estuve demasiado cerca) del debate, la discusión, la prevalencia de mis ideas por encima de las de mi contertulio.

Con el SFC o eres paciente y resignado o te tiras por el balcón. La paciencia, y ligada a ella, la tolerancia y el razonamiento desde la serenidad, me ha permitido acercarme a escuchar las razones del otro e intentar entenderlas, y aprender y a enriquecerme de ese aprendizaje y de alegrarme internamente de todo ello.  Elijo, pues, acabar esta misiva diciéndote esto positivo, que sé es lo que más te fastidia. Tu virulencia y tu maldad me siguen haciendo fuerte.

Los enfermos de SFC no somos visibles, no tenemos fuerza física para manifestarnos, pero existimos y sufrimos aislados y amargamente nuestra agresiva enfermedad

https://fibromialgiamelilla.wordpress.com/2018/06/27/testimonio-no-me-ganaras-nunca-sindrome-de-fatiga-cronica/

Los-primeros-signos-de-la-fibromialgia-y-sintomas-iniciales/


Si está sufriendo de dolor, tal vez esté pensando si luchará o no con una enfermedad conocida como fibromialgia. Entonces, ¿cuáles son los primeros signos de la fibromialgia?

Esta enfermedad tiene varios síntomas diferentes y, debido a esto, es importante que intentemos comprender cuáles son los síntomas iniciales de fibromialgia antes de evaluar si este es o no el problema que estamos teniendo.

En este artículo, vamos a explorar los primeros síntomas más comunes de la fibromialgia.

¿Cuáles son los primeros signos de la fibromialgia?

Hay un gran problema con esta pregunta, y la razón es porque la fibromialgia es diferente para cada persona que la padece. Obviamente, hay algunas similitudes, pero diferentes personas comenzarán a notar los primeros síntomas de la fibromialgia de diferentes maneras.

Depende de cómo se manifieste en el cuerpo de una persona, y depende de cómo la persona se cuide a sí misma. Hay muchos factores que intervienen en todo el asunto, por lo que esta pregunta es casi imposible de responder.

Dicho esto, hay un síntoma inicial que todo el mundo tiene en común, Dolor. Sé que es un término muy general, pero en realidad es lo único que todas las personas con fibromialgia parecen tener en común entre sí. El dolor se puede enfocar en diferentes lugares, pero la mayoría de las veces es en un área del cuerpo donde de otra manera no se explicaría.

No tiene mucho sentido, y puede causar algo de alarma dependiendo de lo mal que duela el dolor y cuán incómoda esté la persona. Obviamente, el dolor también puede desencadenar otros problemas, pero el dolor casi siempre está involucrado en las etapas iniciales de la fibromialgia.

Síntomas Tempranos Comunes de Fibromialgia

Dicho esto, hay algunas similitudes que podemos ver entre los casos. Estos son algunos de los primeros síntomas más comunes que encontrará.

▪ Dolor durante más de tres meses en los 18 puntos sensibles

▪ Alodinia

▪ Sensibilidad a olores fuertes

▪ Fibro neblina o fibro niebla

▪ Parestesia

▪ Aumento de la sudoración

1 la alodinia.

Es posible que no piense demasiado en frotar los hombros de un amigo o miembro de la familia o darle palmaditas en la espalda a un compañero. De todos modos para alguien con alodinia, estos movimientos básicos pueden provocar un dolor inmenso.

La alodinia es una mayor sensibilidad al tacto, que provoca tormento por cosas que normalmente no causarían dolor. También puede ocurrir con la falta de descanso y el aumento del estrés, por lo que desea asegurarse de que esos no son el problema.

2 Sensibilidad a los olores fuertes

Este síntoma de fibromialgia está conectado a la alodinia y ocurre por muchas de las mismas razones. Si eres sensible a la luz, el sonido y el olfato, puedes irritarte o enfrentar el dolor.

Hay muchas señales diferentes que entran al cuerpo, y se necesita mucha energía para descubrir qué señales son qué. Como tenemos dificultades para interpretar las señales, nuestros cuerpos entran en pánico y nos volvemos sensibles a casi todo lo que nos rodea.

3 La Fibro Niebla

La “neblina fibrosa”, que también se conoce como fuga de cerebros, es otro problema con el que muchas personas con fibromialgia pueden tener problemas, y a menudo se nota al comienzo de la enfermedad. Esta es una manifestación intensa de la fibromialgia que deja a numerosos individuos con dolor y confusión.

Fibro niebla es una cosa increíblemente estresante con la que lidiar. Las personas que están luchando con este síntoma tendrán dificultades para elegir sus palabras, su memoria a corto plazo es bastante mala y pueden divagar durante largos períodos de tiempo.

Pueden llamar a las personas por el nombre equivocado, pueden olvidar dónde están y qué están haciendo, o pueden comenzar a sentir pánico porque no están realmente seguros de lo que está sucediendo en el mundo que los rodea.

Realmente no hay una razón para la fibro neblina que se haya descubierto en este momento, pero los investigadores están tratando de descubrir exactamente cómo pueden ayudar a tratar este síntoma a veces aterrador. Algunos pacientes han visto mejoría con una cantidad significativa de reposo, mientras que otros lo han visto mejorar a medida que se reduce su dolor. Todo depende de la persona.

4 La parestesia

Es una sensación inexplicable de temblores y entumecimiento que las personas con fibromialgia pueden encontrar. Regularmente se identifica con la tensión o la ansiedad sobre el tema y se puede unir con un relajamiento rápido y profundo. Esto, a su vez, puede provocar acroparestesia, un temblor en las manos y los pies debido a la ausencia de dióxido de carbono.

Teniendo en cuenta que el estrés y la ansiedad son actores reales en la paraestesia, los sistemas de alivio de la ansiedad propuestos para pacientes con fibromialgia pueden ofrecer asistencia. La actividad también puede asumir una parte en el tratamiento. Muchas personas que sufren de fibromialgia también luchan contra la ansiedad, por lo que a menudo esto también se ve al principio del diagnóstico.

5 Aumento de la sudoración

El último síntoma que puede notar al inicio de su diagnóstico es sudoración profusa. Para algunas personas, esto puede ser de sentido común, ya que la sudoración generalmente se asocia con la ansiedad. Algunas personas con fibromialgia sudan vigorosamente e incluso pueden creer que tienen fiebre.

Esto se debe a lo que se llama ruptura autonómica dentro del hipotálamo, la zona del tamaño de una almendra en la mente que controla el reposo y administra la sudoración y otras capacidades corporales programadas.

El quebrantamiento autónomo provoca un aumento en la sudoración, lo que lo hace mucho más incómodo para la persona que padece el trastorno. Algunas drogas y cambios en la vida que pueden mantenerlo fresco y seco pueden ayudar con este efecto secundario de la fibromialgia; En otros casos, es posible que deba hablar con su médico sobre cómo aliviar el estrés.

Como dijimos anteriormente, la fibromialgia es diferente para todos, lo que significa que todos necesitarán algo diferente cuando se trata de tratamiento. El cuerpo puede pasar por algunos cambios físicos como resultado de cómo afecta el cuerpo también.

Al comprender algunos de los síntomas iniciales más comunes de la enfermedad, es posible que podamos comenzar a tratarlo temprano y ayudar a las personas a encontrar el alivio que están buscando.

Conocer los síntomas puede ayudarlo a identificar el trastorno temprano en su ciclo.

https://fibromialgiamelilla.wordpress.com/2018/06/26/los-primeros-signos-de-la-fibromialgia-y-sintomas-iniciales/

https://comocurarlafibromialgia.com/articulos/sintomas-iniciales/