10 “BANDERAS ROJAS” QUE PODRÍAN SIGNIFICAR QUE ES HORA DE BUSCAR UN NUEVO MÉDICO PARA TU FIBROMIALGIA


19/01/19.

Encontrar un médico que te escuche, se preocupe por ti y tenga conocimientos sobre la fibromialgia puede ser complicado, y para algunos, la búsqueda puede verse limitada por factores como la ubicación, la economía, etc. Por eso, si estás en el proceso de buscar un buen profesional para tratar tu fibromialgia, debes tener en cuenta algunas señales de advertencia que podrían ayudarte a determinar si este médico será realmente una buena opción.

“Banderas rojas”:

  1. Si cree que la fibromialgia es “psicosomática”.
  2. Si no te escucha durante tu cita.
  3. Si no parece importarle tu bienestar.
  4. Si para él todos tus síntomas son “sólo” depresión.
  5. Si no considera la fibromialgia un diagnóstico serio o válido.
  6. Si no tiene una mente abierta sobre las opciones de tratamiento y no quiere discutirlas contigo.
  7. Si cree que debes estar “bien” porque todas tus pruebas son negativas.
  8. Si achaca todos tus síntomas al sobrepeso sin investigar a fondo.
  9. Si te dice “sólo sé más positiv@”.
  10. Si no conoce la fibromialgia y no está dispuesto a estudiar sobre ella. 

No lo olvides: Mereces ser tratad@ con respeto, siempre.

Fuente: The Mighty

FIBROPOSITIVAS

#BLOG #POSITIVO #FIBROMIALGIA

Mi blog/ Mi facebook

https://convivirconfibromialgia.com/

https://convivirconfibromialgia.wordpress.com

https://www.facebook.com/marianrendo/

DESAPARECIDA EN COMBATE


Después de un tiempo de inactividad, por estos lares, vuelvo a la carga, con más ganas, más fuerzas y deseos de llegar a cada rincón donde nos quieran escuchar.

#fibromialgia #abrumadas #desconsuelo #lucha #incomprensión

4 COSAS DEL DÍA A DÍA DIFÍCILES DE HACER CON FIBROMIALGIA Y SÍNDROME DE FATIGA CRÓNICA.


By admin  On August 10, 2017 In fibro Leave a comment 

Seguramente si tienes unos años con fibromialgia ni te darás cuenta ya de tus dificultades del día a día, cosa que sí es observada con preocupación y angustia en quienes se inician con la enfermedad. De pronto tendrás contracturas en los brazos mientras te secas el cabello, y por ende dolor y no detectas el porqué. La ropa es todo un caso en la mayoría de los días para muchas. En mi caso personal, cada vez que puedo suelto el botón del pantalón y disimulo, y definitivamente todo me molesta, zapatos, medias, ….todo. Llegar a casa y ponerse ropa holgada es todo un placer, verdad?

Hablar largamente por teléfono??? ya me olvidé casi como es. Más bien me irrita, no se como ponerme y no veo el momento de colgar.

En cuanto a manejar….somos peligros@s al volante, más en días de fibroniebla. En USA aconsejan a las personas con fibromialgia que eviten manejar. Nos distraemos fácilmente y podríamos chocar.

Pero además, se dan casos de quedarnos dormidas (mucho más quienes sufren Síndrome de Fatiga Crónica) . Y sé de varios casos.

Y ni hablar de los casos de fibros manejando tranquilamente y de pronto sentirse totalmente perdidas (desorientación espacial), aún yendo por caminos rutinarios, fibros de toda edad, inclusive muy jóvenes. No saber donde están ni a donde van por varios minutos.

Deben parar su vehículo, se echan a llorar y luego entran en un ataque de pánico. También ocurre caminando. Tan igual como ocurre al 25pct de personas de edad avanzada que ya inician problemas cognitivos.

A la fibromialgia la destacan por el dolor, fatiga, depresión, ansiedad, insomnio, migrañas y un sin número de etcéteras. Y nos medican por todo eso. Pero qué hay de los problemas cognitivos de lo que el médico no habla? Qué hay de jóvenes fibros que dejan sus estudios o pierden sus trabajos por falta de concentración, distracción marcada y otros temas afines, y que además de la fibromialgia deben superar su frustación?

La fibromialgia y el síndrome de fatiga crónica pueden afectar cada aspecto de su vida, hasta las tareas más comunes de la vida diaria. A veces, usted puede sorprenderse por la dificultad del “ordinario” de las cosas.

A través de hablar con un montón de gente con estas enfermedades, he identificado 4 cosas cotidianas que con frecuencia llegan a ser difíciles para nosotros debido a nuestros muchos síntomas. Mucha gente piensa que son los únicos que tienen este tipo de problemas, pero definitivamente no estamos solos!

EL ARREGLO PERSONAL

Es una cosa básica – se levanta, ducha, se arregla su cabello, y hacersepresentable antes de salir al mundo. , ¿No? Para nosotros, no es tan sencillo.

LA DUCHA:

Que a su vez puede conducir a más síntomas ) el agua caliente puede causar mareos y activar su sensibilidad a la temperatura del rocío del agua, para muchos de nosotros, es doloroso a la piel a cualquier temperatura, gracias a un síntoma llamado alodinia (dolor producido por lo general estímulos no dolorosos). permanente de ese tiempo y el uso de los brazos para frotar vigorosamente el cabello y el cuerpo pueden llevar los músculos a estar cansados y doloridos. Muchos de nosotros opta por los baños de tina , que eliminan muchos de los problemas.

Luego está el estilo de su cabello. Sosteniendo los brazos hacia arriba para cepillar, un golpe seco y plano de hierro es duro en los brazos. Por la sensibilidad al calor , herramientas de diseño puede hacer que te sientas como si te estuvieses cocinando, especialmente después de una ducha de agua caliente. En algunos de nosotros, también pueden provocar sudoración excesiva, que puede deshacer todo el trabajo duro sólo unos minutos después que haya terminado. Se puede hacer un problema del maquillaje también.

LA ROPA:

Pretinas. Correas del sujetador. Elástico en los calcetines. Telas ásperas. Etiquetas. Estas son todas las cosas que pueden causar mucho dolor a causa de la alodinia. Muchos de nosotros tenemos que adaptar nuestra forma de vestir para evitar este síntoma, o para hacer al menos un problema menor.

La Sensibilidad a la temperatura puede jugar un papel muy importante aquí, también. Lo que empieza como un suéter calentito en un día frío puede convertirse en una molestia sofocante si el calentador está demasiado alto. Una brisa fresca con rapidez puede hacer que lamentes un par de pantalones cortos y una camisa de algodón ligero. Para aquellos con una sensibilidad fría y caliente, decidir qué ponerse, crea sufrimiento y las consecuencias de la decisión equivocada, puede ser muy desagradable que sea preventivo o de sobrecalentamiento, o alternar entre los dos.

EL HABLAR POR TELÉFONO

Normalmente no pensamos en una conversación como una actividad mental intensa, pero cuando se tiene la disfunción cognitiva (el cerebro de niebla o neblina de fibro), puede convertirse en uno.

Para toda interacción social, se necesita energía, y cuando usted no está cara a cara, se necesita aún más.

Una gran parte de la comunicación es el lenguaje corporal, y se pierde que cuando estás en el teléfono. Eso significa que usted tiene que centrarse más. Para la mayoría de la gente, no es perceptible. Para nosotros, sin embargo, sin duda puede ser. Nuestros cerebros con niebla no pueden estar a la altura a veces.

Además, cuando estás en el teléfono, es posible que se distraiga con las cosas en su entorno que la otra persona no es consciente.

Muchos de nosotros tenemos problemas de multi-tarea, por lo que su cerebro se refiere básicamente a bloquear lo que la otra persona está diciendo, su atención está en otra cosa. Entonces usted se encuentra confundido en cuanto a dónde ha ido la conversación, lo cual puede ser frustrante y embarazoso.

Muchos de nosotros tenemos problemas con el lenguaje, especialmente cuando se trata de encontrar la palabra correcta de las cosas. Una vez más, es frustrante y vergonzoso, y si sabes que estás teniendo un mal día, la comunicación que puede ser fácil hacer hincapié sobre el problema y empeorar las cosas, o al menos que la conversación sea desagradable para usted.

Y luego está el aspecto físico. El uso del teléfono por mucho tiempo puede cansar el brazo o el cuello si lo estás apretando entre la mandíbula y el hombro.

EL CONDUCIR

La niebla del cerebro (fibroniebla) puede ser un problema importante cuando se está al volante. Algunos de nosotros periódicamente olvidamos a dónde vamos y/o cómo llegar allí. Peor aún, es posible desorientarse y no saber dónde estamos.

Da miedo cuando esto sucede y puede conducir a un ataque de ansiedad, lo que hace la situación aún peor y puede aumentar los síntomas de otros.

Algunos de nosotros también tenemos dificultad para prestar atención a la infinidad de cosas que necesitamos durante la conducción. Puede que no seamos capaces de procesar toda la información necesaria para estar seguro en la carretera.

Una pequeña fracción de las personas con estas enfermedades se detiene completamente por completo. Algunos pueden tener que limitar su forma de conducir a lugares conocidos, mientras que otros son más bien parte del tiempo, pero optan por no conducir en días especialmente malos. Es una decisión personal, pero que tenemos que ser conscientes de protegernos a nosotros mismos y a los demás.

Para evaluar su capacidad de conducción, puede ayudarse a obtener el aporte de amigos y familiares que han viajado con usted, ya que pueden haber notado cosas sobre el manejo.

CONOZCA SU CUERPO Y ADAPTACIÓN

La realidad de tener una enfermedad crónica es que puede que tenga que hacer algunos cambios en su vida diaria. Al identificar las cosas que son difíciles para usted, puede modificar o eliminarlos para que ocupen menos de un peaje y dejar más energía para las cosas que son una prioridad más alta.

Una clave para la adaptación adecuada es prestar mucha atención a su cuerpo y los patrones de su enfermedad (es) y tomar una mirada honesta a su estilo de vida.

Fibromialgia, la enfermedad de los sueños perdidos.


By admin  On August 29, 2018 In Fibromyalgia Leave a comment 

Fibromialgia, la enfermedad de los sueños perdidos…………..

Un joven dice en un video: “Yo no me suicidé, me mató la fibromialgia”. ¿A qué grado de desespero puede llevar una enfermedad para que ello suceda?

¡Me impactó sobremanera!, el video encontrado en las redes sociales cuando preparaba una conferencia con el tema y título que encabezan esta columna. Un joven español, graba un video en que dice “Yo no me suicidé, me mató la fibromialgia”. ¿A qué grado de desespero puede llevar una enfermedad para que ello suceda? Apenas si alcanzo a imaginarlo. Quien no está en sus zapatos, está lejos de comprenderlo –como tantas cosas en la vida sobre las que opinamos y enjuiciamos, sin haberlas vivido o experimentado-. Lo que si sé, es lo que viví como médico, enfrentado a diario con personas con esta situación. También sé, lo que lograron mis pacientes, aquellos que dieron un salto cuántico en el enfoque de su situación y aceptaron el reto de la vida para cambiar su rumbo. Ellos mejoraron.

Tan compleja es la fibromialgia, que algunos médicos han sugerido que ni siquiera es una enfermedad. Realmente es un complejo sindromático que compromete múltiples órganos, sistemas y funciones del ser humano.

Trastorno de sueño; depresión, ansiedad u otros síntomas psicológicos; compromiso intestinal; cansancio crónico; fallas en atención, memoria; compromiso urinario; hormigueo en extremidades; dolor de cabeza; finalmente lo que origina su nombre, dolor muscular generalizado, con frecuencia incapacitante.

Tan compleja es la fibromialgia que algunos médicos han sugerido que ni siquiera es una enfermedad.

Su sindromático compromete múltiples órganos, sistemas y funciones.

El peregrinaje por diferentes médicos, especialidades, instituciones, sin curar, llevan más a decepción, frustración y rabia, que en otras enfermedades. La esperanza se va desvaneciendo a ritmo lento lo que lo hace más doloroso y frustrante. (Hablo no solo de la medicina alopática, sino también de la llamada alternativa). Claro, innegable, también existen las personas que alivian sus síntomas, aquellos de curación espontánea también los hemos visto.

Lo que he observado es que la persona que hace consciencia de su vida, de lo que está mal, de lo insatisfactorio y toma la decisión de hacer cambios profundos en su estilo de vida, mejora. Sobre todo quien recupera aquello que le apasiona, aquello que siempre ha querido Ser y hacer. Quien toma en sus manos las riendas de su vida y decide por su propio bien y no solo el de los demás. Decide por el amor a si mismo. Se retira de lo que siente que le es dañino y selecciona solo lo que le da bienestar. Mejora. –No, no es fácil dejar un empleo con toda la seguridad económica que brinda, pero en el que trabajamos forzados, con displacer, a regañadientes- Y lo mismo podría decirse de pareja, amistades, hábitos, adicciones y muchos más.

He observado sin lugar a duda, que retomar el camino de los sueños largamente aplazados, es factor curativo. Coraje y valentía se requieren para hacerlo, más si están ocultos debajo de todo el malestar que produce la fibromialgia. No, no es una panacea, otros luchan por ello y los dolores continúan en mayor o menor grado.

http://medprecautions.xyz/fibromialgia-la-enfermedad-de-los-suenos-perdidos/

Mi blog/ Mi facebook

https://convivirconfibromialgia.com/

https://convivirconfibromialgia.wordpress.com

https://www.facebook.com/marianrendo/

Los efectos neurológicos y psicológicos de la fibromialgia en la mujer.


By admin  On August 11, 2018 In Fibromyalgia Leave a comment 

El síndrome de fibromialgia es una enfermedad que puede afectar el bienestar psicológico y neurológico de las mujeres.

El síndrome de fibromialgia (FMS) se define como un dolor musculoesquelético y sensibilidad en todo el cuerpo (Bjorkegren, Wallander, Johansson & Svardsudd, 2009). FMS es una enfermedad crónica. Hice la hipótesis de que FMS puede afectar negativamente a las mujeres tanto neurológica como psicológicamente.

El propósito de este artículo fue esclarecer esta enfermedad al discutir las causas de la fibromialgia, el proceso de diagnóstico, los efectos neurológicos, los efectos psicológicos, los problemas de relación que uno enfrenta al momento del diagnóstico y los tratamientos disponibles para ayudar a aliviar estos efectos en pacientes con FMS.

Los efectos neurológicos y psicológicos de la fibromialgia en las mujeres

Con frecuencia, muchas mujeres en la sociedad actual lidian con enfermedades crónicas. El dolor crónico generalizado es el síntoma de muchas enfermedades, pero particularmente estos síntomas se observan en la fibromialgia (Mundal, Grawe, Bjorngaard, Linakar y Fors, 2014). El propósito de este trabajo fue evaluar la investigación del bienestar neurológico y psicológico de mujeres con FMS. Al hacerlo, el objetivo de mi investigación fue explorar esta enfermedad y determinar las causas, cómo se diagnostica, los efectos neurológicos y psicológicos, las dificultades de las relaciones cuando se trata de fibromialgia y cómo se trata esta enfermedad para mantener una salud y estilo de vida satisfactorio. La fibromialgia puede afectar negativamente el bienestar neurológico y psicológico de las mujeres que han sido diagnosticadas con este dolor crónico.

La fibromialgia es un tema en constante crecimiento en el campo de la medicina.

Se ha convertido en una enfermedad altamente diagnosticada y mal diagnosticada en todo el mundo (Topbas et al., 2005). Esta enfermedad debilitante es importante de entender porque las mujeres se ven afectadas tanto neurológica como psicológicamente (Desmeules et al., 2012; Montoro, Duschek, Muñoz Ladrón de Guevara, Fernández-Serrano y Reyes del Paso, 2014). La fibromialgia afecta la anatomía del cerebro, los músculos y los nervios de todo el cuerpo y causa fatiga, sensibilidad y dolor intenso (Bongiorno, 2012).

Esta enfermedad también afecta el bienestar psicológico de uno. Muchos experimentan depresión y ansiedad (Desmeules et al., 2012). Cuanto más se pueda entender sobre esta enfermedad, más se puede tratar y vivir con fibromialgia. Al abordar este tema, se abordarán las siguientes áreas de la psicología: psicología neurológica, psicología social y psicología de la salud. Mediante el uso de neuropsicología, el lector debe ser capaz de entender mejor y explicar cómo la fibromialgia puede afectar el cerebro y los elementos físicos. La psicología social se utilizará para abordar cómo esta enfermedad afecta los sentimientos y las conductas de las personas. La psicología de la salud abordará los factores psicológicos y conductuales en los que contribuyen a esta enfermedad.

De acuerdo con Tobas et al. (2005), la prevalencia de fibromialgia en la población femenina fue aproximadamente del 3,6% para las personas de 20 a 49 años, mientras que este porcentaje fue mayor al 10,1% para los 50-59 años de edad. Con la frecuencia de ocurrencia cada vez más prominente, es importante comprender esta enfermedad, incluidos los síntomas y las causas. La fibromialgia es una enfermedad clínica que a menudo se concluye que es solo “de la mente” (Wait, 2014). Aunque esta enfermedad ahora se considera una enfermedad clínica y neurológica, a menudo incluye un largo viaje hacia un diagnóstico.

Diagnosticar la Fibromialgia

A diferencia de muchas enfermedades, la fibromialgia no suele ser el primer diagnóstico y viene después de muchas pruebas diferentes para otras enfermedades autoinmunes como el lupus. Según Wierwillie (2011), el caso general sería una mujer que ha sufrido dolor crónico durante un período de tiempo superior a tres meses. El dolor por lo general está generalizado en los músculos y las articulaciones de la parte superior e inferior del cuerpo (Wierwillie, 2011). Además del dolor generalizado, muchos pacientes también experimentan rigidez y fatiga severa. Esta enfermedad musculoesquelética se incluye en la categoría de reumatismo muscular que define síntomas que se inician gradualmente en diferentes lugares del cuerpo y, finalmente, irradian a todo el cuerpo (Wierwillie, 2011). El médico, después de diagnosticar erróneamente muchas veces debido a síntomas similares de otras enfermedades, realiza un examen físico que revela un aumento del dolor en al menos diez puntos en lugares específicos del cuerpo del paciente (Wierwillie, 2011) (consulte el Apéndice A para ver el cuadro de puntos sensibles).

La fibromialgia con demasiada frecuencia se diagnostica erróneamente porque los síntomas y la gravedad no siempre se alinean con los criterios de diagnóstico (Wierwillie, 2011). Según Wierwillie (2011), los criterios de diagnóstico no pueden aplicarse universalmente, lo que provoca una “ausencia de absoluto”. No hay una prueba o exploración de sangre que pueda identificar o diagnosticar positivamente a una persona con fibromialgia (Wierwillie, 2011). Tratar con los médicos durante el proceso de diagnóstico de esta enfermedad no siempre es fácil. Con frecuencia, los médicos y el diagnóstico erróneo de Fibromialgia pueden ser difíciles para el paciente y no siempre útiles para el paciente (Undeland & Malterud, 2007). Los pacientes con fibromialgia experimentan falta de respeto, incomprensión y limitación a la atención que reciben de sus médicos porque esta enfermedad es invisible incluso para el ojo entrenado (Undeland & Malterud, 2007). La fibromialgia abarca muchos efectos neurológicos y psicológicos que el médico adecuado puede examinar y diagnosticar.

Efectos neurológicos de la fibromialgia

La función de memoria implícita se ve afectada en pacientes con fibromialgia (Duschek, Werner, Winkelmann y Wankner, 2013). Se refiere a la conciencia inconsciente de la influencia de las experiencias pasadas sobre las conductas actuales en las experiencias actuales (Duschek, Werner, Winkelmann y Wankner, 2013). Los investigadores encontraron que en pacientes con fibromialgia mostraron significativamente menos respuestas correctas cuando se les administraba una tarea de memoria implícita. Los controles sanos obtuvieron una puntuación significativamente mejor. Estos resultados se tradujeron en sugerencias que implicaban que había una función implícita de la memoria implícita que reducía la influencia del comportamiento del paciente (Duschek, Werner, Winkelmann y Wankner, 2013).

Los pacientes con fibromialgia pueden experimentar muchos efectos neurológicos diferentes. Según Montoro, Duscheck, Guevara, Fernández-Serrano y Reyes del Paso (2014), existen evidencias que sugieren que los pacientes con fibromialgia padecen déficits cognitivos. Una forma de investigar esta idea es medir la respuesta aberrante del flujo sanguíneo cerebral durante una tarea de cognición. El flujo sanguíneo cerebral es importante porque se ha investigado y la evidencia apunta a una relación entre él y la actividad neuronal (Guevara et al., 2014). La actividad neuronal es un factor importante en por qué las personas con fibromialgia pueden experimentar “niebla” cerebral o actividad cerebral inferior frente a la actividad cerebral o el flujo sanguíneo cerebral de una mujer sana (Guevara et al., 2014). El flujo sanguíneo cerebral y las anomalías cognitivas son uno de los muchos efectos neurológicos.

En el funcionamiento relacionado, se demostró que la proteína SNAP-25 contribuye a la fusión de vesículas sinápticas y a la membrana plasmática en la neurotransmisión en todo el cerebro (Balkarli, Sengul, Tepeli, Balkarli y Cobankara, 2014). La proteína SNAP-25 puede ser un indicador clave de los efectos neurológicos del cerebro en pacientes con fibromialgia (Balkarli et al., 2014). Se ha observado un aumento en el gen SNAP-25 en pacientes con fibromialgia. Este gen se ha visto como un factor en otras enfermedades y trastornos y podría ser una de las principales razones de los trastornos neurológicos, psicológicos y cognitivos observados en pacientes con fibromialgia (Balkarli et al., 2014).

Otros síntomas relacionados con la fibromialgia son los dolores de cabeza por tensión, el síndrome del intestino irritable y el síndrome de dolor miofacial que recaen en los síndromes de sensibilización central (Balkarli et al., 2014). El dolor musculosquelético y la sensibilidad se encuentran dentro de la categoría etiopatogénesis (Balkarli et al., 2014). La relación entre la proteína SNAP-25 y la etiopatogenia se ha estudiado pero no se conoce claramente. Los investigadores documentaron a través de estudios que hubo un aumento en la proteína SNAP-25 en pacientes con fibromialgia versus mujeres sanas (Balkarli et al., 2014). Podría ser que estos factores puedan ser una forma de evaluar genéticamente la fibromialgia. Este no fue el único vínculo que existe entre las vías neurológicas y la fibromialgia.

La fibromialgia también se ha relacionado con las vías inmune-hormonales prolongadas (Breeding, Russell & Nicolson, 2012). La activación inmune es prolongada, lo que afecta el estrés oxidativo y nitrogenado, lo que conduce a subyugación hormonal, fatiga y dolor neuropático (Breeding, Russell & Nicolson, 2012). Estas vías pueden ser la razón del dolor neurológico crónico que los pacientes con fibromialgia experimentan a diario (Breeding, Russell y Nicolson, 2012). Estas vías también podrían ser una causa o desencadenante de la fibromialgia.

Cuestiones como eventos traumáticos, estrés emocional o infección crónica no resuelta pueden ser una explicación parcial de la aparición del síndrome de fibromialgia (Breeding, Russell y Nicolson, 2012).

Un mecanismo de procesamiento del dolor central disfuncional conduce a una sensibilidad al dolor generalizada que explica el dolor crónico generalizado asociado con la fibromialgia (Stahl, 2009). Hay vías que atraviesan la médula espinal que están involucradas en la percepción del dolor a través de los centros cerebrales superiores (Stahl, 2009). Estas vías consisten en varios neurotransmisores que afectan el dolor, el estado de ánimo y muchos otros síntomas que se observan en pacientes con fibromialgia. Los neurotransmisores involucrados son serotonina, noradrenalina y otros como la dopamina (Stahl, 2009). Per Stahl (2009), las entradas de nocicepción son vías ascendentes y descendentes que son parte del proceso bidireccional de paso neuronal a través de la médula espinal hacia el cerebro. Estas vías actúan como moduladores de la percepción del dolor y regulan las vías del dolor. Hay una anormalidad en este procesamiento del dolor en pacientes con fibromialgia.

Estos neurotransmisores no solo están involucrados en la percepción y el procesamiento del dolor, sino que estos mismos neurotransmisores también afectan el bienestar psicológico de los pacientes con fibromialgia (Stahl, 2009).

Efectos psicológicos de la fibromialgia

Se ha informado que la angustia psicológica es elevada en pacientes con fibromialgia (Sayar, Guleca, Topbas y Kalyoncu, 2004). Específicamente, los pacientes informan depresión y ansiedad como dos efectos principales de la fibromialgia (Sayar, Guleca, Topbas y Kalyoncu, 2004). Per Sayar, Guleca, Topbas y Kalyoncu, (2004), la depresión oscila entre el 26-80% de los pacientes con fibromialgia junto con el 51-63% de los pacientes con ansiedad. Como se puede ver en estas estadísticas, la depresión y la ansiedad comórbidas existen entre los pacientes con fibromialgia. La angustia psicológica puede estar relacionada con el grado de dolor que sufre un paciente con fibromialgia (Sayar, Guleca, Topbas y Kalyoncu, 2004). Con este conocimiento, es difícil saber si la fibromialgia causa la angustia psicológica o si es causada por la angustia psicológica.

Los pacientes con fibromialgia padecen dolor neurológico relacionado con anomalías emocionales y cognitivas (Desmeules, Piguet, Besson, Chabert, Rapiti, Rebsamen, Rossier, Curtin, Dayer y Cedraschi, 2012). Los pacientes con fibromialgia, a los que se informó que no podían dejar de recibir apoyo medicinal para esta enfermedad, informaron una mayor angustia psicológica (Desmeules et al., 2012). A escala global, los pacientes con fibromialgia mostraron una vulnerabilidad psicológica que podría estar relacionada con “un modulador en el metabolismo de neurotransmisores monoaminérgicos llamado Cathechol-O-Metil-Transferasa Val158MET Polimorfismo” (COMT VAL158Met) (Desmeules et al., 2012). Esta enzima se ha asociado con el bienestar psicológico de los pacientes con fibromialgia.

COMT VAL158Met polimorfismo fue elevado en pacientes que estaban tomando medicamentos para esta enfermedad e incapaces de detener la ingesta en comparación con los pacientes que fueron capaces de detener la ingesta de medicamentos (Desmeules et al., 2012). La enzima COMT VAL158Met puede ser otra visión para diagnosticar cuando uno sufre de Fibromialgia. El bienestar psicológico de los pacientes con fibromialgia abarca más que anomalías como la depresión y la ansiedad.

El bienestar espiritual se puede observar como parte del bienestar psicológico. Se ha demostrado que el bienestar espiritual afecta la relación entre los patrones de síntomas y la incertidumbre en pacientes con fibromialgia (Anema, Johnson, Zeller, Fogg y Zetterlund, 2009). Cuando uno considera los síntomas y desafíos que son aparte de la fibromialgia, se puede deducir que el bienestar espiritual de un individuo puede verse afectado (Anema, Johnson, Zeller, Fogg & Zetterlund, 2009). Una sensación de incertidumbre puede ser una fuente de estrés para los pacientes con fibromialgia. La incertidumbre tiene un efecto sobre el bienestar psicosocial (Anema, Johnson, Zeller, Fogg y Zetterlund, 2009)..

El síndrome de fibromialgia es una enfermedad que puede afectar el bienestar psicológico y neurológico de las mujeres. El síndrome de fibromialgia (FMS) se define como un dolor musculoesquelético y sensibilidad en todo el cuerpo (Bjorkegren, Wallander, Johansson & Svardsudd, 2009). FMS es una enfermedad crónica. Hice la hipótesis de que FMS puede afectar negativamente a las mujeres tanto neurológica como psicológicamente. El propósito de este artículo fue esclarecer esta enfermedad al discutir las causas de la fibromialgia, el proceso de diagnóstico, los efectos neurológicos, los efectos psicológicos, los problemas de relación que uno enfrenta al momento del diagnóstico y los tratamientos disponibles para ayudar a aliviar estos efectos en pacientes con FMS.

Los efectos neurológicos y psicológicos de la fibromialgia en las mujeres.

Con frecuencia, muchas mujeres en la sociedad actual lidian con enfermedades crónicas. El dolor crónico generalizado es el síntoma de muchas enfermedades, pero particularmente estos síntomas se observan en la fibromialgia (Mundal, Grawe, Bjorngaard, Linakar y Fors, 2014). El propósito de este trabajo fue evaluar la investigación del bienestar neurológico y psicológico de mujeres con FMS. Al hacerlo, el objetivo de mi investigación fue explorar esta enfermedad y determinar las causas, cómo se diagnostica, los efectos neurológicos y psicológicos, las dificultades de las relaciones cuando se trata de fibromialgia y cómo se trata esta enfermedad para mantener una salud y estilo de vida satisfactorio. La fibromialgia puede afectar negativamente el bienestar neurológico y psicológico de las mujeres que han sido diagnosticadas con este dolor crónico.

La fibromialgia es un tema en constante crecimiento en el campo de la medicina.

Se ha convertido en una enfermedad altamente diagnosticada y mal diagnosticada en todo el mundo (Topbas et al., 2005). Esta enfermedad debilitante es importante de entender porque las mujeres se ven afectadas tanto neurológica como psicológicamente (Desmeules et al., 2012; Montoro, Duschek, Muñoz Ladrón de Guevara, Fernández-Serrano y Reyes del Paso, 2014). La fibromialgia afecta la anatomía del cerebro, los músculos y los nervios de todo el cuerpo y causa fatiga, sensibilidad y dolor intenso (Bongiorno, 2012).

Esta enfermedad también afecta el bienestar psicológico de uno. Muchos experimentan depresión y ansiedad (Desmeules et al., 2012). Cuanto más se pueda entender sobre esta enfermedad, más se puede tratar y vivir con fibromialgia. Al abordar este tema, se abordarán las siguientes áreas de la psicología: psicología neurológica, psicología social y psicología de la salud. Mediante el uso de neuropsicología, el lector debe ser capaz de entender mejor y explicar cómo la fibromialgia puede afectar el cerebro y los elementos físicos. La psicología social se utilizará para abordar cómo esta enfermedad afecta los sentimientos y las conductas de las personas. La psicología de la salud abordará los factores psicológicos y conductuales en los que contribuyen a esta enfermedad.

De acuerdo con Tobas et al. (2005), la prevalencia de fibromialgia en la población femenina fue aproximadamente del 3,6% para las personas de 20 a 49 años, mientras que este porcentaje fue mayor al 10,1% para los 50-59 años de edad. Con la frecuencia de ocurrencia cada vez más prominente, es importante comprender esta enfermedad, incluidos los síntomas y las causas. La fibromialgia es una enfermedad clínica que a menudo se concluye que es solo “de la mente” (Wait, 2014). Aunque esta enfermedad ahora se considera una enfermedad clínica y neurológica, a menudo incluye un largo viaje hacia un diagnóstico.

Diagnosticar la Fibromialgia.

A diferencia de muchas enfermedades, la fibromialgia no suele ser el primer diagnóstico y viene después de muchas pruebas diferentes para otras enfermedades autoinmunes como el lupus. Según Wierwillie (2011), el caso general sería una mujer que ha sufrido dolor crónico durante un período de tiempo superior a tres meses. El dolor por lo general está generalizado en los músculos y las articulaciones de la parte superior e inferior del cuerpo (Wierwillie, 2011). Además del dolor generalizado, muchos pacientes también experimentan rigidez y fatiga severa. Esta enfermedad musculoesquelética se incluye en la categoría de reumatismo muscular que define síntomas que se inician gradualmente en diferentes lugares del cuerpo y, finalmente, irradian a todo el cuerpo (Wierwillie, 2011).

El médico, después de diagnosticar erróneamente muchas veces debido a síntomas similares de otras enfermedades, realiza un examen físico que revela un aumento del dolor en al menos diez puntos en lugares específicos del cuerpo del paciente (Wierwillie, 2011) (consulte el Apéndice A para ver el cuadro de puntos sensibles).

La fibromialgia con demasiada frecuencia se diagnostica erróneamente porque los síntomas y la gravedad no siempre se alinean con los criterios de diagnóstico (Wierwillie, 2011). Según Wierwillie (2011), los criterios de diagnóstico no pueden aplicarse universalmente, lo que provoca una “ausencia de absoluto”. No hay una prueba o exploración de sangre que pueda identificar o diagnosticar positivamente a una persona con fibromialgia (Wierwillie, 2011). Tratar con los médicos durante el proceso de diagnóstico de esta enfermedad no siempre es fácil. Con frecuencia, los médicos y el diagnóstico erróneo de Fibromialgia pueden ser difíciles para el paciente y no siempre útiles para el paciente (Undeland & Malterud, 2007). Los pacientes con fibromialgia experimentan falta de respeto, incomprensión y limitación a la atención que reciben de sus médicos porque esta enfermedad es invisible incluso para el ojo entrenado (Undeland & Malterud, 2007). La fibromialgia abarca muchos efectos neurológicos y psicológicos que el médico adecuado puede examinar y diagnosticar.

Efectos neurológicos de la fibromialgia

La función de memoria implícita se ve afectada en pacientes con fibromialgia (Duschek, Werner, Winkelmann y Wankner, 2013). Se refiere a la conciencia inconsciente de la influencia de las experiencias pasadas sobre las conductas actuales en las experiencias actuales (Duschek, Werner, Winkelmann y Wankner, 2013). Los investigadores encontraron que en pacientes con fibromialgia mostraron significativamente menos respuestas correctas cuando se les administraba una tarea de memoria implícita. Los controles sanos obtuvieron una puntuación significativamente mejor. Estos resultados se tradujeron en sugerencias que implicaban que había una función implícita de la memoria implícita que reducía la influencia del comportamiento del paciente (Duschek, Werner, Winkelmann y Wankner, 2013).

Los pacientes con fibromialgia pueden experimentar muchos efectos neurológicos diferentes. Según Montoro, Duscheck, Guevara, Fernández-Serrano y Reyes del Paso (2014), existen evidencias que sugieren que los pacientes con fibromialgia padecen déficits cognitivos. Una forma de investigar esta idea es medir la respuesta aberrante del flujo sanguíneo cerebral durante una tarea de cognición. El flujo sanguíneo cerebral es importante porque se ha investigado y la evidencia apunta a una relación entre él y la actividad neuronal (Guevara et al., 2014). La actividad neuronal es un factor importante en por qué las personas con fibromialgia pueden experimentar “niebla” cerebral o actividad cerebral inferior frente a la actividad cerebral o el flujo sanguíneo cerebral de una mujer sana (Guevara et al., 2014). El flujo sanguíneo cerebral y las anomalías cognitivas son uno de los muchos efectos neurológicos.

En el funcionamiento relacionado, se demostró que la proteína SNAP-25 contribuye a la fusión de vesículas sinápticas y a la membrana plasmática en la neurotransmisión en todo el cerebro (Balkarli, Sengul, Tepeli, Balkarli y Cobankara, 2014). La proteína SNAP-25 puede ser un indicador clave de los efectos neurológicos del cerebro en pacientes con fibromialgia (Balkarli et al., 2014). Se ha observado un aumento en el gen SNAP-25 en pacientes con fibromialgia. Este gen se ha visto como un factor en otras enfermedades y trastornos y podría ser una de las principales razones de los trastornos neurológicos, psicológicos y cognitivos observados en pacientes con fibromialgia (Balkarli et al., 2014).

Otros síntomas relacionados con la fibromialgia son los dolores de cabeza por tensión, el síndrome del intestino irritable y el síndrome de dolor miofacial que recaen en los síndromes de sensibilización central (Balkarli et al., 2014). El dolor musculosquelético y la sensibilidad se encuentran dentro de la categoría etiopatogénesis (Balkarli et al., 2014). La relación entre la proteína SNAP-25 y la etiopatogenia se ha estudiado pero no se conoce claramente. Los investigadores documentaron a través de estudios que hubo un aumento en la proteína SNAP-25 en pacientes con fibromialgia versus mujeres sanas (Balkarli et al., 2014). Podría ser que estos factores puedan ser una forma de evaluar genéticamente la fibromialgia. Este no fue el único vínculo que existe entre las vías neurológicas y la fibromialgia.

La fibromialgia también se ha relacionado con las vías inmune-hormonales prolongadas (Breeding, Russell & Nicolson, 2012). La activación inmune es prolongada, lo que afecta el estrés oxidativo y nitrogenado, lo que conduce a subyugación hormonal, fatiga y dolor neuropático (Breeding, Russell & Nicolson, 2012). Estas vías pueden ser la razón del dolor neurológico crónico que los pacientes con fibromialgia experimentan a diario (Breeding, Russell y Nicolson, 2012). Estas vías también podrían ser una causa o desencadenante de la fibromialgia. Cuestiones como eventos traumáticos, estrés emocional o infección crónica no resuelta pueden ser una explicación parcial de la aparición del síndrome de fibromialgia (Breeding, Russell y Nicolson, 2012).

Un mecanismo de procesamiento del dolor central disfuncional conduce a una sensibilidad al dolor generalizada que explica el dolor crónico generalizado asociado con la fibromialgia (Stahl, 2009). Hay vías que atraviesan la médula espinal que están involucradas en la percepción del dolor a través de los centros cerebrales superiores (Stahl, 2009). Estas vías consisten en varios neurotransmisores que afectan el dolor, el estado de ánimo y muchos otros síntomas que se observan en pacientes con fibromialgia. Los neurotransmisores involucrados son serotonina, noradrenalina y otros como la dopamina (Stahl, 2009). Per Stahl (2009), las entradas de nocicepción son vías ascendentes y descendentes que son parte del proceso bidireccional de paso neuronal a través de la médula espinal hacia el cerebro. Estas vías actúan como moduladores de la percepción del dolor y regulan las vías del dolor. Hay una anormalidad en este procesamiento del dolor en pacientes con fibromialgia.

Estos neurotransmisores no solo están involucrados en la percepción y el procesamiento del dolor, sino que estos mismos neurotransmisores también afectan el bienestar psicológico de los pacientes con fibromialgia (Stahl, 2009).

Efectos psicológicos de la fibromialgia

Se ha informado que la angustia psicológica es elevada en pacientes con fibromialgia (Sayar, Guleca, Topbas y Kalyoncu, 2004). Específicamente, los pacientes informan depresión y ansiedad como dos efectos principales de la fibromialgia (Sayar, Guleca, Topbas y Kalyoncu, 2004). Per Sayar, Guleca, Topbas y Kalyoncu, (2004), la depresión oscila entre el 26-80% de los pacientes con fibromialgia junto con el 51-63% de los pacientes con ansiedad. Como se puede ver en estas estadísticas, la depresión y la ansiedad comórbidas existen entre los pacientes con fibromialgia. La angustia psicológica puede estar relacionada con el grado de dolor que sufre un paciente con fibromialgia (Sayar, Guleca, Topbas y Kalyoncu, 2004). Con este conocimiento, es difícil saber si la fibromialgia causa la angustia psicológica o si es causada por la angustia psicológica.

Los pacientes con fibromialgia padecen dolor neurológico relacionado con anomalías emocionales y cognitivas (Desmeules, Piguet, Besson, Chabert, Rapiti, Rebsamen, Rossier, Curtin, Dayer y Cedraschi, 2012). Los pacientes con fibromialgia, a los que se informó que no podían dejar de recibir apoyo medicinal para esta enfermedad, informaron una mayor angustia psicológica (Desmeules et al., 2012). A escala global, los pacientes con fibromialgia mostraron una vulnerabilidad psicológica que podría estar relacionada con “un modulador en el metabolismo de neurotransmisores monoaminérgicos llamado Cathechol-O-Metil-Transferasa Val158MET Polimorfismo” (COMT VAL158Met) (Desmeules et al., 2012). Esta enzima se ha asociado con el bienestar psicológico de los pacientes con fibromialgia.

COMT VAL158Met polimorfismo fue elevado en pacientes que estaban tomando medicamentos para esta enfermedad e incapaces de detener la ingesta en comparación con los pacientes que fueron capaces de detener la ingesta de medicamentos (Desmeules et al., 2012). La enzima COMT VAL158Met puede ser otra visión para diagnosticar cuando uno sufre de Fibromialgia. El bienestar psicológico de los pacientes con fibromialgia abarca más que anomalías como la depresión y la ansiedad.

El bienestar espiritual se puede observar como parte del bienestar psicológico. Se ha demostrado que el bienestar espiritual afecta la relación entre los patrones de síntomas y la incertidumbre en pacientes con fibromialgia (Anema, Johnson, Zeller, Fogg y Zetterlund, 2009). Cuando uno considera los síntomas y desafíos que son aparte de la fibromialgia, se puede deducir que el bienestar espiritual de un individuo puede verse afectado (Anema, Johnson, Zeller, Fogg & Zetterlund, 2009). Una sensación de incertidumbre puede ser una fuente de estrés para los pacientes con fibromialgia. La incertidumbre tiene un efecto sobre el bienestar psicosocial (Anema, Johnson, Zeller, Fogg y Zetterlund, 2009)..

Mi Blog y yo


Sígueme, espero serte útil, comparte tu historia, junt@s llegaremos más lejos.

Mi historia tu historia, lo qué cuentan los expertos.

Todo lo qué debemos saber, ponerle nombre a cada síntoma, cada situación, saber qué no estamos solos.

#fibromialgia #fatigacronica #dolor #insomnio #colomirritable #vejigairritable #dolorbucal #sindromedesjogrem #nieblafibro #depresion #todosobrefibromial #asociaciones #medicosespecializados #unidadesdeldolor y un largo etc.

https://convivirconfibromialgia.wordpress.com
https://convivirconfibromialgia.com/