ESTRÉS OXIDATIVO Y FIBROMIALGIA


Para entender qué  significa estrés oxidativo tenemos que saber lo que son las mitocondrias.

Cada una de nuestras células tienen miles de pequeñas centrales energéticas  llamadas mitocondrias. Son pequeños órganos a los que llegan los nutrientes (azúcares, grasas y aminoácidos) para ser “quemados” en presencia de oxígeno y desde allí producir la energía que es necesaria para realizar cualquier función del organismo. Es decir, son como “pequeñas calderas” donde se quema el combustible de donde sale la energía que necesitamos para vivir.

En el proceso normal de producción de energía dentro de estas “calderas” o mitocondrias, pueden saltar algunas chispas, llegando a dañar la pared que las recubre y protege, generando los llamados radicales libres, que son compuestos químicos capaces de generar daños importantes en la célula,  destruyendo su estructura o alterando su función y  generar procesos inflamatorios o degenerativos en el tejido afectado. Para que esto no suceda las mitocondrias cuentan con los antioxidantes que apagan rápidamente estas chispas y evitan el daño.


Los antioxidantes  nos ayudan a prevenir alteraciones en nuestro organismo, principalmente las relacionadas con el envejecimiento. Su función es detener las reacciones en cadena producidas durante la oxidación y la generación de radicales libres, oxidándose ellos mismos y así evitando que las moléculas de alrededor se oxiden.
Algunos antioxidantes protegen la parte interna de la célula, como son: la vitamina C, el ácido lipoico, el glutatión y la superóxido dismutasa. Otros,  protegen a las grasas de nuestro organismo para que no se oxiden,son: los carotenoides (carotenos, licopeno), los relacionados con la vitamina E (tocoferol), los polifenoles (resveratrol, flavonoides) y además la conocida como coenzima Q 10… 
Existen otros importantes antioxidantes como el selenio, el cobre, el zinc, el manganeso, etc. que, en realidad, por sí mismos no tienen dicha capacidad, pero si no están presentes, algunas de las potentes enzimas o reacciones antioxidantes, no funcionan.
Si el organismo no tiene suficientes antioxidantes, ya sea porque consumimos poco o porque los agotamos rápidamente, aparece el estrés oxidativo, que daña primero a las mitocondrias, lo que hace que tengamos menos energía para funcionar. 
La poca energía que queda el organismo la invierte en tratar de reparar el daño, con lo que pierde su capacidad de respuesta y no puede tener un adecuado metabolismo. Es un circulo vicioso que daña la célula, luego los tejidos y por último las funciones del organismo pues van oxidando cada parte de nuestro cuerpo.
Los principales síntomas de un organismo oxidado tienen que ver con el envejecimiento. La piel pierde tersura y flexibilidad, aparecen arrugas marcadas, manchas y ojeras. A nivel interno aparecen síntomas cardio-vasculares con aumento de la tensión arterial, insuficiencia del corazón, disminución de la resistencia al ejercicio y debilidad muscular. Se pueden presentar síntomas cerebrales con tendencia a la inestabilidad y alteraciones de la memoria y a nivel osteo-articular síntomas de rigidez, dolores e inflamaciones, etc.
En el ser humano, el estrés oxidativo está presente en los mecanismos de más de cien enfermedades de gran importancia clínica y social, como la aterosclerosis, la enfermedad de Parkinson, fibromialgia, síndrome de fatiga crónica o encefalopatía miálgica, sensibilidad química múltiple, periodontitis, varicocele, la enfermedad de Alzheimer… 
La ozonoterapia puede significar un ayuda complementaria en el tratamiento de estas enfermedades.
 

Mi blog/ Mi facebook

https://convivirconfibromialgia.com/

https://convivirconfibromialgia.wordpress.com

https://www.facebook.com/marianrendo/

Testimonio: “No me ganarás nunca, síndrome de fatiga crónica”


Fibromialgiamelilla Asociación de Fibromialgia, Síndrome de Fatiga Crónica y Sensibilidad Química Múltiple de Melilla (España)

Una disertación destapa el alto índice de tendencia en el suicidio, la depresión y la desesperanza de los pacientes con síndrome de fatiga crónica. Clara Valverde es paciente y preside sobre la Liga de Enfermos. Casi incapaz de moverse. Foto Joan Cortadellas

No me ganarás, Síndrome de Fatiga Crónica (encefaliomelis miálgica).

Sí, me has destrozado. He tenido que abandonar todas mis pasiones, rutinas, empezando por mi profesión, la docencia en un instituto. Pero… no has elegido bien del todo. Creo que en otro cuerpo podrías haber sido más dañina todavía si cabe, a nivel psicológico, y que, por tanto, has fracasado en ese cometido. Dado que tenemos que convivir, y que has venido a casa para quedarte, te estoy conociendo a fondo, estudiándote hasta en lo más mínimo, para no provocar tus brotes de desaforada agresividad que tanto perjudican a mi físico. Aunque, recuerda, ¡¡¡solo tienes mi cuerpo!!!

Sé bastante de ti, y nada de lo que sé lo aprendí gracias a los libros, ni a la ciencia, ni a los doctores, ni a internet, ni a ninguna otra cosa. Nunca, nunca, he buscado información tuya, porque solo el propio paciente, dada la gran variedad de variantes que muestran estas enfermedades  llamadas de sensibilidad central, y del gran desconocimiento que sobre ellas hay a todos los niveles, puede conocerte a partir de los años de convivencia.

La propia experiencia contigo, a lo largo de los años (ocho ya), es el aprendizaje más productivo que he podido tener. He estado siempre muy atento a las reacciones que provocaba en ti mi cotidianidad desde el día que me convencí y me dije: “Miguel, duro con esto y tira pa’lante porque nadie sabe nada y no va a haber hospital ni persona que te vaya a curar. Como mucho encontrarás quien empatice contigo”.Y así ha sido. Así que, a partir de tus respuestas, he ido acomodando mi vida.

Los inicios fueron desconcertantes, porque como no sabía nada de ti, me dabas unos palos imprevistos y desesperantes, muy desesperantes, hasta extremos infinitos, en lo físico y en lo moral. Me apartaste de muchos de mis entretenimientos favoritos. Renuncié a cosas que me acompañaron siempre, la lectura, jugar a tenis, tocar el piano, rutas en bicicleta, conciertos de rock… Posteriormente ha habido otras renuncias, como conducir, salir a ningún sitio más allá de al médico… Pero no, no has doblegado mi voluntad de seguir, de afrontar, de adaptarme a ti.

Ahora te obcecas en retenerme en la cama unas 20 horas cada día. Pero sigues sin tener el control de mi mente. Las fiebres, las disneas horribles, los mareos, los temblores, los vómitos frecuentes, las disfunciones continuas a muchos niveles en mi cuerpo, los dolores… Sí, me has arruinado la vida. Me has apartado de las grandes ilusiones. Pero ahora tengo pequeñitas, y las valoro como grandes.

¿Qué te agradezco? Ahora valoro la cotidianidad que disfrutaba antaño y que, paradójicamente, en su momento no disfruté. La disfruto ahora desde el recuerdo. Pero sobretodo te agradezco haberme dotado de una paciencia de la que carecía, de apartarme (aunque nunca estuve demasiado cerca) del debate, la discusión, la prevalencia de mis ideas por encima de las de mi contertulio.

Con el SFC o eres paciente y resignado o te tiras por el balcón. La paciencia, y ligada a ella, la tolerancia y el razonamiento desde la serenidad, me ha permitido acercarme a escuchar las razones del otro e intentar entenderlas, y aprender y a enriquecerme de ese aprendizaje y de alegrarme internamente de todo ello.  Elijo, pues, acabar esta misiva diciéndote esto positivo, que sé es lo que más te fastidia. Tu virulencia y tu maldad me siguen haciendo fuerte.

Los enfermos de SFC no somos visibles, no tenemos fuerza física para manifestarnos, pero existimos y sufrimos aislados y amargamente nuestra agresiva enfermedad

https://fibromialgiamelilla.wordpress.com/2018/06/27/testimonio-no-me-ganaras-nunca-sindrome-de-fatiga-cronica/

Los-primeros-signos-de-la-fibromialgia-y-sintomas-iniciales/


Si está sufriendo de dolor, tal vez esté pensando si luchará o no con una enfermedad conocida como fibromialgia. Entonces, ¿cuáles son los primeros signos de la fibromialgia?

Esta enfermedad tiene varios síntomas diferentes y, debido a esto, es importante que intentemos comprender cuáles son los síntomas iniciales de fibromialgia antes de evaluar si este es o no el problema que estamos teniendo.

En este artículo, vamos a explorar los primeros síntomas más comunes de la fibromialgia.

¿Cuáles son los primeros signos de la fibromialgia?

Hay un gran problema con esta pregunta, y la razón es porque la fibromialgia es diferente para cada persona que la padece. Obviamente, hay algunas similitudes, pero diferentes personas comenzarán a notar los primeros síntomas de la fibromialgia de diferentes maneras.

Depende de cómo se manifieste en el cuerpo de una persona, y depende de cómo la persona se cuide a sí misma. Hay muchos factores que intervienen en todo el asunto, por lo que esta pregunta es casi imposible de responder.

Dicho esto, hay un síntoma inicial que todo el mundo tiene en común, Dolor. Sé que es un término muy general, pero en realidad es lo único que todas las personas con fibromialgia parecen tener en común entre sí. El dolor se puede enfocar en diferentes lugares, pero la mayoría de las veces es en un área del cuerpo donde de otra manera no se explicaría.

No tiene mucho sentido, y puede causar algo de alarma dependiendo de lo mal que duela el dolor y cuán incómoda esté la persona. Obviamente, el dolor también puede desencadenar otros problemas, pero el dolor casi siempre está involucrado en las etapas iniciales de la fibromialgia.

Síntomas Tempranos Comunes de Fibromialgia

Dicho esto, hay algunas similitudes que podemos ver entre los casos. Estos son algunos de los primeros síntomas más comunes que encontrará.

▪ Dolor durante más de tres meses en los 18 puntos sensibles

▪ Alodinia

▪ Sensibilidad a olores fuertes

▪ Fibro neblina o fibro niebla

▪ Parestesia

▪ Aumento de la sudoración

1 la alodinia.

Es posible que no piense demasiado en frotar los hombros de un amigo o miembro de la familia o darle palmaditas en la espalda a un compañero. De todos modos para alguien con alodinia, estos movimientos básicos pueden provocar un dolor inmenso.

La alodinia es una mayor sensibilidad al tacto, que provoca tormento por cosas que normalmente no causarían dolor. También puede ocurrir con la falta de descanso y el aumento del estrés, por lo que desea asegurarse de que esos no son el problema.

2 Sensibilidad a los olores fuertes

Este síntoma de fibromialgia está conectado a la alodinia y ocurre por muchas de las mismas razones. Si eres sensible a la luz, el sonido y el olfato, puedes irritarte o enfrentar el dolor.

Hay muchas señales diferentes que entran al cuerpo, y se necesita mucha energía para descubrir qué señales son qué. Como tenemos dificultades para interpretar las señales, nuestros cuerpos entran en pánico y nos volvemos sensibles a casi todo lo que nos rodea.

3 La Fibro Niebla

La “neblina fibrosa”, que también se conoce como fuga de cerebros, es otro problema con el que muchas personas con fibromialgia pueden tener problemas, y a menudo se nota al comienzo de la enfermedad. Esta es una manifestación intensa de la fibromialgia que deja a numerosos individuos con dolor y confusión.

Fibro niebla es una cosa increíblemente estresante con la que lidiar. Las personas que están luchando con este síntoma tendrán dificultades para elegir sus palabras, su memoria a corto plazo es bastante mala y pueden divagar durante largos períodos de tiempo.

Pueden llamar a las personas por el nombre equivocado, pueden olvidar dónde están y qué están haciendo, o pueden comenzar a sentir pánico porque no están realmente seguros de lo que está sucediendo en el mundo que los rodea.

Realmente no hay una razón para la fibro neblina que se haya descubierto en este momento, pero los investigadores están tratando de descubrir exactamente cómo pueden ayudar a tratar este síntoma a veces aterrador. Algunos pacientes han visto mejoría con una cantidad significativa de reposo, mientras que otros lo han visto mejorar a medida que se reduce su dolor. Todo depende de la persona.

4 La parestesia

Es una sensación inexplicable de temblores y entumecimiento que las personas con fibromialgia pueden encontrar. Regularmente se identifica con la tensión o la ansiedad sobre el tema y se puede unir con un relajamiento rápido y profundo. Esto, a su vez, puede provocar acroparestesia, un temblor en las manos y los pies debido a la ausencia de dióxido de carbono.

Teniendo en cuenta que el estrés y la ansiedad son actores reales en la paraestesia, los sistemas de alivio de la ansiedad propuestos para pacientes con fibromialgia pueden ofrecer asistencia. La actividad también puede asumir una parte en el tratamiento. Muchas personas que sufren de fibromialgia también luchan contra la ansiedad, por lo que a menudo esto también se ve al principio del diagnóstico.

5 Aumento de la sudoración

El último síntoma que puede notar al inicio de su diagnóstico es sudoración profusa. Para algunas personas, esto puede ser de sentido común, ya que la sudoración generalmente se asocia con la ansiedad. Algunas personas con fibromialgia sudan vigorosamente e incluso pueden creer que tienen fiebre.

Esto se debe a lo que se llama ruptura autonómica dentro del hipotálamo, la zona del tamaño de una almendra en la mente que controla el reposo y administra la sudoración y otras capacidades corporales programadas.

El quebrantamiento autónomo provoca un aumento en la sudoración, lo que lo hace mucho más incómodo para la persona que padece el trastorno. Algunas drogas y cambios en la vida que pueden mantenerlo fresco y seco pueden ayudar con este efecto secundario de la fibromialgia; En otros casos, es posible que deba hablar con su médico sobre cómo aliviar el estrés.

Como dijimos anteriormente, la fibromialgia es diferente para todos, lo que significa que todos necesitarán algo diferente cuando se trata de tratamiento. El cuerpo puede pasar por algunos cambios físicos como resultado de cómo afecta el cuerpo también.

Al comprender algunos de los síntomas iniciales más comunes de la enfermedad, es posible que podamos comenzar a tratarlo temprano y ayudar a las personas a encontrar el alivio que están buscando.

Conocer los síntomas puede ayudarlo a identificar el trastorno temprano en su ciclo.

https://fibromialgiamelilla.wordpress.com/2018/06/26/los-primeros-signos-de-la-fibromialgia-y-sintomas-iniciales/

https://comocurarlafibromialgia.com/articulos/sintomas-iniciales/

Si un ser querido o un amig@ tiene fibromialgia, aquí tiene 20 maneras de apoyarlo.


Es difícil entender exactamente lo que harían si no vivieras solo. Es probable que necesite mucho más tiempo para dormir o descansar en lo que puede y no puede sentir a menudo. La fibromialgia también puede incluir la capacidad de una persona para trabajar, limpiar o prevenir actividades diarias como nadar y comer.

Si tiene un cónyuge u otro apoyo importante que hace la diferencia. No es que estemos sufriendo y que estamos agotados. Cambia tu vida. No eres el mismo física o mentalmente (mi miedo), muchas cosas se han ido. Sé que todos sienten lo mismo.

Cuando una persona es una enfermedad crónica, pero la otra es saludable, puede presionar fácilmente sobre las relaciones más fuertes. Aunque puede ser más difícil crear o encontrar un equilibrio en el que quieras sentirte como socios iguales en la relación, ciertamente no imposible, y para muchas parejas que enfrentan barreras juntas como una enfermedad crónica, puede realmente fortalecer tu relación. Amarse el uno al otro .

Le pedimos a nuestra comunidad “Vivir con fibromialgia y enfermedades crónicas” y “Vivir con fibromialgia” que compartan formas para que las personas ayuden a su cónyuge o compañeros con la fibromialgia. Si su ser querido padece una enfermedad crónica como fibromialgia, FQ, quizás los siguientes recursos lo ayuden a comprender mejor qué son y a darle ideas de cosas que podría hacer y podría significar mundo.

Eso es lo que nuestra comunidad nos dijo:

1.  Si tienen una fusión, espera y llora, no sé, está ahí para ellos.

2.  Aprende todo lo posible sobre eso. Se paciente. No puede entender lo que es, pero empatizar y escuchar a su pareja o cónyuge es tan importante. Amor incondicional.

3.  Permita que su pareja lo escuche y lea a las personas que también tienen fibromialgia.

4.  Evita sentirte culpable. Confianza y amor Quédate en la cama y quédate con ellos, diles que estás aquí por mucho tiempo. ¡Y enserio!

5.  Créelos primero, la segunda forma es muy hermosa y la tercera vale su peso en la relación de una manera práctica. No esperan más que usted y están juntos para aprovechar al máximo el viaje. El mayor apoyo que tendrá pronto encontrará su propia condición física y nivel de salud, pero llevará un tiempo y necesita apoyarlos y reducir su carga física y emocional tanto como sea posible.

6.   Amo el espectáculo y no hago demasiadas preguntas durante una epidemia de tiempo

7.  Póngase una buena ducha de agua caliente, lave su cabello, ayúdelo, séquelo y cepíllelo. Entonces escucha, todo estaría bien.

8.  Sea comprensivo, paciente, comparta sus quehaceres, ayude a otros mientras desafía la verdad de la enfermedad, recuerde que esta enfermedad no es culpa ni dolor para usted. Sobre todo, no dejes de amar a la persona.

9.  No es exactamente lo que tu amor debería hacer por ti cuando los roles se invierten.
Sobre todo, se amable, cariñoso, paciente y divertido

10.  Sin culpa por simpatía y mantenimiento del auto. A veces no puedo cuidarme … cenar una vez a la semana. Chupa o limpia la ducha. Recuerde que ni siquiera puede hacer cosas o no diez libras y estoy casi agotado.

11.  No solo escuches lo que dicen, ¡sino escucha!

12.  Pregunte a menudo en diferentes aspectos del dolor, traiga cosas pequeñas que ayudan a empacar bolsas de hielo, medicinas, bebidas, almohadillas térmicas … .Si le dicen cuánto desea tomar. Comprenda sus luchas, investigue

13.  Rellenar los espacios en blanco … varias formas de apoyo donde hay lagunas. Ha expresado las profundas expectativas de que puedan conocer y comprender, así que comprenda cuán imposible es lograrlo. Ser creativo. Ayuda con el dolor o la necesidad de dormir los fines de semana, pero quiero aclarar, peinar la playa, buscar el mar de vidrio, kayak, aunque limitado, voleibol (I) Personalmente creo que el movimiento es necesario para mantener el equilibrio. hormigueo para restaurar las piernas, sentir dolor. Si te apetece una ramita de canela, la presioné porque me sentí muy bien. Pinto el panel y las ventanas que conducen al verano de una persona sana. Yo llevo dos. Soy muy bueno con ella.

14.  Nunca digas que eres perezoso

15. No se siente bien o no puede hacer cosas que podría hacer antes. Sea comprensivo, incluso si no comprende todo.

16.  Mantenla fuera de situaciones estresantes. Entonces pueden descansar cuando lo necesitan.
Si puedes vivir en cualquier lugar, ¡la presión del aire no cambia mucho el dolor de EWH!

17. Hay un maravilloso libro llamado Fibromialgia for Dummies. Mi hijo no lee con tanta frecuencia. Realmente quería entender y ayudar. Mi esposo, por otro lado, se fue en un mes.

18 Si me lo dices, puedo sentir el flujo de energía de mí como una aguja ensangrentada, déjame descansar, porque el sudor del dolor, la gripe y el cerebro se empañan a la vuelta de la esquina.

19. Asegúrese de que entiendan que si no puede trabajar como antes, seguirá siendo un miembro valioso de la familia y no una carga.

20.  Pregúntale a tu  pareja   lo que quieres y dile que quieres  ayudar   a medir el alcance de tus fondos. Cada pequeño favor o ayuda para hacer una diferencia para mí, pero todos son diferentes. Algunos prefieren la mayor independencia posible. Muchos prefieren esto antes de aceptar automáticamente lo que se desea o es necesario. Ofrezca ayudar en casa o haga cosas sin preguntar qué es deseable y necesario. Algunos de nosotros nos sentimos culpables por sobrecargar a otros.

Asegurar a su cónyuge que está allí para ayudarlos y que no se preocupan por ellos y que queremos apoyarlo y comprenderlo de la mejor manera posible puede ser un gran alivio para su cónyuge. Personalmente, no me gusta masajear mis pies con una loción. Otras áreas son muy sensibles al masaje. Necesito ayuda en la casa, ir de compras, etc. Tengo que descansar en un entorno tranquilo.

¿Qué ayudaría a tu cónyuge? ¿Qué haría que su cónyuge se sintiera un poco mejor, uno o más cómodo? Sé que no puede corregir o cambiar la enfermedad, pero que puede ofrecer ayuda y consuelo. La gente a menudo ofrece consejos no solicitados y puede empeorar las cosas, establecer expectativas poco realistas y ejercer presión sobre mí. Entonces puedo estar más deprimido o sentirme innecesariamente culpable.
Espero que ayude..

Gracias a mis compañeros/as de fatigas de Melilla

https://fibromialgiamelilla.wordpress.com/2018/08/06/si-su-ser-querido-tiene-fibromialgia-aqui-tiene-20-maneras-de-apoyarlo/